Noticia

Activistas anti-Chevron arremeten contra abogadas feministas que apoyan a petrolera

Bloomberg Businessweek. - Paul M. Barrett. 20/10/2014

Foto: David Paul Morris/Bloomberg

Foto: David Paul Morris/Bloomberg

En el mundo al revés, visto a través de un espejo en el caso por contaminación de Chevron (CVX), los supuestos hechos resultan más extraños que la misma ficción, y nada es lo que parece ser. Analicemos el último ejemplo: activistas anti Chevron acusan a un prominente grupo feminista de vender su reputación a la compañía petrolera.

¿Feministas que se prostituyen para promocionar a una multinacional? Suena poco probable. Esto es porque no es verdad.

Veamos algunos antecedentes. En febrero de 2011, Steven Donziger, el abogado de los demandantes que trabaja desde Nueva York, logró conseguir una extraordinaria @@sentencia@@ por 19.000 millones de dólares en contra de Chevron, emitida por una corte en la selva tropical en el Ecuador. Tres años más tarde, Chevron ganó una demanda por asociación ilícita y chantaje en contra de Donziger y sus clientes ecuatorianos, entablada ante una corte federal de Nueva York. En su @@sentencia@@ de marzo de 2014, el juez de distrito de los Estados Unidos, Lewis Kaplan, determinó que la campaña legal y mediática de veinte años de duración emprendida por Donziger en contra de Chevron, había evolucionado hasta convertirse en una estafa corporativa que incluía fabricación de pruebas, coerción, chantaje y una @@sentencia@@ secretamente redactada por otros en el juicio ecuatoriano.

Chevron buscó obtener una @@sentencia@@ que estableciera que Donziger había violado la Ley que persigue la asociación ilícita para delinquir y la @@corrupción@@ (RICO) como parte de su estrategia para socavar la aplicación de la @@sentencia@@ ecuatoriana. Además de sus múltiples constataciones fácticas sobre el fraude de Donziger, el Juez Kaplan ordenó que ni el abogado de los demandantes ni sus clientes podrían beneficiarse de la @@sentencia@@ ecuatoriana mal habida en 2011.

Sin embargo, Donziger está más que resuelto a seguir. Niega toda acción ilícita y ha apelado la decisión del juez en el caso RICO ante la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York. En su apelación argumenta, entre otras cosas, que la ley RICO no permite que una parte privada, en este caso Chevron, obtenga una orden judicial o medidas cautelares como las emitidas por Kaplan. Este es un tema de interpretación legal que no ha sido anteriormente resuelto por el Segundo Circuito. (Chevron, por cierto, alega que aunque Kaplan careciera de autoridad bajo la ley RICO, se basó en otros sustentos legales para emitir tales medidas cautelares, lo que será dilucidado por el Segundo Circuito).

En su @@sentencia@@ de marzo de 2014, el juez de distrito de los Estados Unidos, Lewis Kaplan, determinó que la campaña legal y mediática de veinte años de duración emprendida por Donziger en contra de Chevron, había evolucionado hasta convertirse en una estafa corporativa que incluía fabricación de pruebas, coerción, chantaje y una @@sentencia@@ secretamente redactada por otros en el juicio ecuatoriano.

Los abogados feministas tienen sus propias razones para preocuparse por las medidas cautelares bajo la ley RICO. Como anoté en una publicación el 10 de octubre, el prominente grupo de defensa de la mujer Legal Momentum ha presentado un escrito amicus curiae ante el Segundo Circuito apoyando a Chevron, aunque solo en lo que relativo al tema de las medidas cautelares en el caso RICO. Legal Momentum, fundada en 1970 bajo el nombre de Organización Nacional para Mujeres (NOW, por sus siglas en inglés) por décadas ha utilizado las medidas cautelares para llevar a la corte a los manifestantes en contra del aborto que intentaban cerrar sus clínicas, así como en contra de los maltratadores de mujeres y otros adversarios:

“Nuevas formas de abuso y actividad criminal continúan apareciendo para amenazar la seguridad económica y física de las mujeres”, sostiene el escrito de Legal Momentum. “El tráfico humano es solo una corriente, pero constituye un aterrador ejemplo. El eliminar la posibilidad de emitir medidas cautelares bajo la ley RICO afectaría de manera significativa los esfuerzos de las valerosas víctimas y de las organizaciones de derechos civiles por buscar su seguridad personal y protección, así como la más elemental justicia a través del sistema de cortes de los Estados Unidos”.

En un patrón de denigración personal que Joe Nocera del New York Times describió en una reciente columna de opinión, Donziger está acusando a Legal Momentum de no haber revelado que había aceptado donaciones de Chevron y de su principal firma legal externa, Gibson, Dunn & Crutcher. La vocera de Donziger, Karen Hinton, el viernes hizo circular un boletín de prensa acusando a Legal Momentum de haber “engañado a las cortes y de haber traicionado abiertamente a las mujeres del Ecuador quienes han sufrido inmensamente en manos de Chevron”.

¿En dónde está la evidencia de este “engaño” y semejante “traición”? Las anotaciones hechas en el informe anual del 2013 de Legal Momentum, disponible en línea, muestran que tanto Chevron como Gibson Dunn donaron entre USD 25.000 y USD 49.999 al grupo feminista.

El boletín de prensa firmado por Donziger y Hinton cita al principal abogado codefensor ecuatoriano, Pablo Fajardo, cuando dice: “Definitivamente parece que Chevron ha pagado por un escrito legal mientras intentaba hacerlo aparecer ante la corte como si proviniera de una parte desinteresada”.

Esta es una acusación muy grave y, además, no es verdad.

“Considero que es indignante”, dijo Elaine Wood, miembro del directorio de Legal Momentum y autora del escrito. “No tenemos una posición respecto de Chevron en los temas de contaminación. Simplemente estamos expresando nuestra opinión de larga data sobre la ley RICO”.

Las partes que presentan escritos ‘amicus curiae’ tienen que declarar por escrito que no han sido pagadas por ninguna de las partes para hacerlo. Legal Momentum así lo hizo. El hecho de que tal escrito no pueda ser pagado ni comprado no es lo mismo que sugerir que un amigo de la corte sea una parte ‘desinteresada’. La razón detrás del hecho de que un grupo externo presente un denominado escrito amicus es expresar su interés y deseo de urgir a la corte a que considere las implicaciones que las partes directamente involucradas no están considerando, tal es la preocupación de Legal Momentum sobre la disponibilidad de las medidas cautelares bajo la ley RICO para proteger a las clínicas para abortos.

El equipo de Donziger entiende tal distinción. A lo largo del extendido juicio las organizaciones con las que ha contribuido para que obtengan financiamiento, tales como el grupo activista Amazon Watch, han presentado escritos amicus en apoyo de los clientes de Donziger. Más aún, Legal Momentum si informó sobre las donaciones de Chevron y Gibson Dunn—en su informe anual que está a disposición del público, (el link para acceder a éste está en párrafos anteriores).

“Otro despreciable intento del equipo de Steven Donziger por desprestigiar y atacar a cualquiera que no apoye su conducta fraudulenta”

Las contribuciones de Chevron y de Gibson Dunn “nada tienen que ver con el escrito amicus”, dijo Wood, un ex fiscal que ahora trabaja como director administrativo de Alvarez & Marsal, firma consultora que asesora a grandes corporaciones. Wood antes trabajó como ejecutivo en Kroll, una reconocida firma de investigación cuya lista de clientes corporativos ha incluido a Chevron.

Wood resalta que Legal Momentum acepta donaciones de un gran número de corporaciones.

Según el informe de 2013, las donaciones incluyen a las siguientes firmas: American International Group (AIG), BNY Mellon (BK), Barney’s, Boeing (BA), Colgate Palmolive (CL), Cummins (CMI), PepsiCo (PEP), Wells Fargo (WFC) y Xerox (XRX). Otra gran compañía incluida en la lista es Conde Nast, el gigante editorial que en 2007 publicó una reseña particularmente favorable de Pablo Fajardo en Vanity Fair, que Donziger aprovechó para obtener cobertura mediática positiva.

Gibson Dunn se sumó a una lista de ‘Who’s Who’ (Quién es Quien) de prestigiosas firmas legales corporativas que han hecho donaciones a Legal Momentum, entre las que se incluyen: Cleary, Gottlieb, Steen & Hamilton; Cravath, Swaine & Moore (otro ex empleador de Wood); Davis, Polk & Wardwell; Morrison & Foerster; Paul, Weiss, Rifkind, Wharton & Garrison; Simpson, Thacher & Bartlett; y Sullivan & Cromwell. Además se añade a esta lista: Keker & Van Nest, firma que durante un tiempo defendió a Donziger en contra de Chevron.

Ahora, ¿que podemos sacar en conclusión de todo lo dicho?

1. Legal Momentum, que entre sus causas promociona el ascenso de las mujeres en las jerarquías de las grandes corporaciones y firmas de abogados, obviamente está contenta de recibir contribuciones de estas grandes corporaciones y firmas de abogados. Si recibir dinero de poderosas compañías y de abogados hace que los grupos que persiguen reformas sociales se tornen ilegítimos, una enorme cantidad de instituciones sin fines de lucro tendrían que cerrar sus puertas.

2. Legal Momentum ha urgido a las cortes por más de 30 años, emitir medidas cautelares bajo la ley RICO. En este contexto, la posición adoptada por Wood y Legal Momentum en el caso de Chevron vs. Donziger parece consistente y lógica y no el producto de extrema corrupción.

3. Los abogados que han sido encontrados culpables de extrema corrupción, como es el caso de Donziger, deberían tener cuidado de no acusar a sus adversarios de semejante corrupción. La falta de capacidad de Donziger de darse cuenta de esto es, por supuesto, lo que en primer lugar lo ha puesto en problemas ante el Juez Kaplan.

El vocero de Chevron, Morgan Crinklaw, se refirió a las críticas de Donziger contra Legal Momentum como “otro despreciable intento del equipo de Steven Donziger por desprestigiar y atacar a cualquiera que no apoye su conducta fraudulenta”.

Una observación final: La selva tropical en el Ecuador está contaminada. Existen preguntas legítimas sobre la responsabilidad por tan infortunada situación. El torcer la verdad y manipular el estado de derecho no nos acerca a las respuestas.

Esta es una traducción no oficial realizada por Chevron, el articulo original en inglés puede ser visto aquí.

Tweets