Noticia

Caminosca o cómo descubrieron en EE UU que vidrio es Jorge Glas

El caso Caminosca parece confirmar que el Estado ecuatoriano, en este caso y seguramente en muchos otros, es un agente corrupto y corruptor

4Pelagatos - Martín Pallares 13/11/2017

Foto: 4Pelagatos

Foto: 4Pelagatos

Con el fin del sigilo en el caso Caminosca, por decisión de un Tribunal Arbitral de La Florida, EEUU, se descubrieron algunas cosas. Una de ellas, quizá la más determinante, es que el vicepresidente Jorge Glas sí está mencionado en el expediente con nombre y apellido y no únicamente su apelativo de “Vidrio”. Es decir, con la publicación del proceso queda descartada la defensa que hacían sus amigos y él mismo, según la cual el apelativo de “Vidrio” no probaba su participación en el esquema de corrupción que saltó con este caso. Aunque con el caso Odebrecht el nudo gordiano de relacionar la palabra “vidrio” con Glas ya se había resuelto, gracias a la declaración de Ricardo Rivera, el fin del sigilo del proceso Caminosca deja el asunto más claro que el agua: Jorge Glas está en el expediente y, según la información que está ahí, recibió coimas.

El expediente del Tribunal de la Florida sobre Caminosca es un relato detallado, y muy bien estructurado, que retrata un sistema en el cual el eje de la corrupción es un Estado administrado por funcionarios que, en virtud de su posición de poder, se asocian con empresarios dispuestos a dar coimas para ganar jugosos contratos. En numerosos casos, muchas empresas privadas optan el siniestro mundo de la corrupción como única forma de salir adelante ante su imposibilidad de competir con otras que sí se sujetan a normas éticas y legales. Caminosca representa con contundencia la cultura del atajo y del enriquecimiento fácil a través del atropello de las normas y la ética.

Leer más aquí

Fuente Original

Tweets