Ecuador en las Noticias

Caso Balda: Correa no quiere dar la cara

El expresidente analiza la posibilidad de pedir asilo político en Bélgica. Su abogado, Caupolicán Ochoa, descubre su estrategia.

Expreso - Roberto Aguilar 20/06/2018

Foto: Expreso

Foto: Expreso

Rafael Correa analiza la posibilidad de no dar la cara ante la justicia ecuatoriana. El lunes, la jueza Daniella Camacho lo vinculó al caso Balda con los cargos de asociación ilícita y secuestro y le impuso, como medida cautelar, la obligación de presentarse cada quince días en la Corte Nacional. En respuesta, el expresidente habló ayer de pedir asilo político en Bélgica, “aunque todavía no es definitivo”. Eso lo pondría a buen recaudo de los jueces y a salvo de su abogado, Caupolicán Ochoa, que ya perdió un juicio para él y, en lo que va del caso Balda, ha movido muy mal sus fichas. 

Correa se encuentra en Madrid, donde ayer ofreció una conferencia sobre la situación de América Latina y disfrutó de un público como los que él prefiere: poco enterado. “No sabía si hoy iba a estar libre para poder venir aquí”, empezó diciendo, pese a que la prisión preventiva ya fue definitivamente descartada. Y añadió: “Quieren que vaya allá para no dejarme salir”. 

Mientras el expresidente decide si pedir o no asilo en Bélgica, las diligencias judiciales por el caso Balda continúan hoy, con la recepción de testimonios de Raúl Chicaiza y Diana Falcón, dos de los agentes que participaron en el secuestro. Precisamente una de las pruebas clave de la Fiscalía son las cartas que Chicaiza escribió a Rafael Correa, en las que habla abiertamente sobre el operativo. Según el expresidente dijo ayer, esas pruebas son falsas: “Están forjando pruebas para tratar de incriminarme porque no tenían absolutamente nada”.

Leer más aquí

Fuente Original

Tweets