Caso Chevron

¿Cuál es la verdad del caso Chevron/Texaco en Ecuador?

Aunque esta sección no se refiere directamente a la pregunta, pienso que es importante para tener una idea completa de las relaciones del Gobierno de Ecuador con las petroleras y cómo éstas actúan.

Quora - Aurelio Germes 21/10/2016

[AVISO] - Aunque intentaré que no afecte a la @@imparcialidad@@ de mi respuesta, tengo que decir que formé parte del equipo de cuatro personas en un proceso para fijar la indemnización por parte del Gobierno de Ecuador a Gulf Oil, entonces parte del Consorcio Texaco-Gulf, que operaba en el país, por la nacionalización de su inversión. Por tanto, como parte de ese trabajo, conozco las zonas afectadas, las instalaciones y las operaciones que se realizaban.

Un poco de historia

Aunque esta sección no se refiere directamente a la pregunta, pienso que es importante para tener una idea completa de las relaciones del Gobierno de Ecuador con las petroleras y cómo éstas actúan.

  • Texaco-Gulf, con Texaco como operador principal, empezó a operar en Ecuador a mediados de los sesenta y a extraer producción de crudo a principios de los setenta. Como parte del acuerdo de producción firmado con Ecuador, el Gobierno recibía una cantidad de petróleo en concepto de regalías. Este petróleo era vendido por el gobierno y sus ingresos cubrían buena parte de los gastos del estado, entonces gobernado por una Junta Militar (que cambió por elecciones democráticas en 1978).
  • Llegó un momento en que esas regalías sobre la cantidad de crudo producido no fueron suficientes para mantener el presupuesto del estado y se optó por solicitar adelantos de regalías sobre producción futura hasta un momento en que se adelantaron las regalías de la producción de los dos años siguientes.

Uso de la violencia

  • En ese punto, Gulf Oil decidió no adelantar más petróleo sobre extracciones futuras y la Junta reaccionó con violencia: llegó un coronel a la terminal y apuntando con una pistola al gerente de Gulf Oil, le ordenó que mandara cargar un buque petrolero que había contratado el gobierno. Ante esta amenaza, Gulf Oil cargó el crudo al buque, pero inmediatamente comunicó a sus oficinas en Coral Gables que el petróleo había sido tomado por la fuerza o robado. Se comunicó a las Siete Hermanas este hecho y el buque de la Junta vagó inútilmente por los mares sin encontrar comprador, al considerarse petróleo robado. Nadie quiso enemistarse con las petroleras.

Nacionalización

  • A raíz de estos hechos se llegó a un punto en que la única solución fue la nacionalización y es ahí donde entramos nosotros, considerados independientes ni ecuatorianos ni estadounidenses, para fijar el precio de indemnización. Por lo tanto, a partir de la nacionalización de la parte de Gulf en el Consorcio, el Gobierno de Ecuador, al principio mediante CEPE (Corporación Estatal Petrolera Ecuatoriana), luego Petroecuador, ha sido socio al 50 por ciento de las operaciones de producción y exploración que están actualmente en litigio. El otro 50 por ciento siguió perteneciendo a Texaco hasta que ésta abandonó el país en 1992. Por esta nacionalización CEPE tuvo también una participación mayoritaria en las operaciones del oleoducto que transporta el petróleo desde los pozos de extracción hasta Balao en Esmeraldas, con estaciones de bombeo para subir el petróleo por los Andes, y estaciones reductoras para frenar el crudo en la bajada de las montañas hasta el valle y Esmeraldas.

El Caso Chevron-Texaco en Ecuador

La pregunta solicita la verdad sobre el caso, pero me temo que la verdad se escape de las manos, aún sin querer. Voy a empezar por tratar de recoger algunos hechos de este conflicto.

Actores en el litigio

  • Chevron, como heredera, por adquisición de Texaco, de todos sus derechos y deberes, como demandada
  • Habitantes nativos de la región oriental del Ecuador (zona de Lago Agrio) como demandantes, representados por varios bufetes de abogados tanto de Ecuador como de Estados Unidos y otros países.
  • Otros actores, no mencionados en las demandas.
    • Gulf Oil, socia hasta 1978 al 50% junto con Texaco, en las operaciones objeto del conflicto y durante el período hasta 1978.
    • CEPE, actualmente Petroecuador, socia con Texaco en las operaciones objeto del conflicto a partir de 1978.
    • Las razones para no mencionar a estas otras dos empresas en la demanda puede deberse a cuestiones políticas, de interés para los demandantes o a considerar que Texaco como operador tiene toda la responsabilidad (aunque todos los gastos de operación siempre se han redistribuido en proporción a la participación de cada cual).

Razones para el litigio

Los demandantes argumentan que Texaco, adquirida por Chevron en 2001, vertió materia contaminante en zonas próximas a sus áreas de explotación de crudo en el Oriente (Amázonico) ecuatoriano, dañando el medioambiente y perjudicando la calidad de vida de los habitantes nativos de la zona, por lo que solicitan reclamaciones que llegan hasta los cien mil millones de dólares, aunque la última condena de la justicia ecuatoriana lo reduce a 9 500 millones de dólares.

Las razones están más detalladas en estas páginas de interés: Perfil de las demandas judiciales contra Chevron/Texaco por actividades en Ecuador | Business & Human Rights Resource Centre y también en Chevron in Ecuador (en inglés)

La demandada, Chevron, argumenta falsedad de las acusaciones y busca la anulación de cualquier @@sentencia@@ por considerar que ha habido corrupción, fraude, y sobornos. Las razones utilizadas por Chevron se pueden ver más detalladas en: Ecuador Lawsuit | Chevron, The Amazon Post - Chevron's Views and Opinions on the Ecuador Lawsuit.

Situación actual

La batalla continúa

El tribunal de justicia de Lago Agrio dio la razón a los demandantes, requiriendo el pago de 9 500 millones de dólares a Chevron.

La Corte Federal de los Estados Unidos, confirmado por el Tribunal de Apelaciones, ha declarado que la @@sentencia@@ de la justicia ecuatoriana está basada en fraude, corrupción, manipulación de evidencias y sobornos a expertos y testigos. Copia de la @@sentencia@@ en http://www.theamazonpost.com/wp-...

Hay otras demandas y contrademandas relacionadas de alguna forma con ésta. Ver Ecuador Ends One Chevron Battle. What Does It Mean for the War?

Mi opinión

  • Lo primero a indicar es la cada vez más acuciante necesidad de las multinacionales antes de entrar en un país para dialogar, no solo con el gobierno de turno como representante de sus habitantes, como se ha venido haciendo, sino también con las comunidades locales que pueden verse afectadas por sus operaciones. No basar todo en un acuerdo con el gobierno (que, además, puede no ser representativo o incluso corrupto).
  • Aún habiéndome recorrido, en carro, avioneta, e incluso andando varias veces las zonas objeto del conflicto (Lago Agrio, Coca y Shushufindi entre otros) así como todo el trayecto de los oleoductos, en esa época, 1978, no había contaminación o al menos nada apreciable. Sucedió una vez que un depósito ardió y eso pudo ocasionar algún derrame, en zona deshabitada, pero que ya estaba limpio cuando llegué. En centenares de kilómetros no había más que un puñado de seres humanos. A excepción de dos cabañas cerca del campamento principal de Lago Agrio, que solían contar con alguna bebida y unas cuantas chicas para otros servicios para la gente del campamento, no había ni casas, ni cabañas, ni se veía un carro o personas caminando por muchos kilómetros que se recorrieran. Volando la zona con avioneta, se veía muy de vez en cuando una cabaña de nativos, principalmente Aucas (Huaorani) lejos de cualquier vía de comunicación. Ahora en cambio, en los últimos treinta años, han nacido, de la nada, tres o cuatro ciudades con alrededor de unos treinta mil habitantes. cada una, supuestos beneficiarios de la demanda, pero sin duda, llegados de otras áreas posteriormente.
  • No hay duda de que muchos de estos recién llegados, y posiblemente los pocos nativos originales, siguen viviendo en malas condiciones. He visto documentales donde viven al lado de la red de conducción de crudo, de hecho la cabaña sustentada sobre sus tuberías, que por mal mantenimiento o por destrozos, sueltan algo de crudo en esa zona habitada.
  • El juicio demuestra el interés e inmoralidad de algunas firmas de abogados que utilizan cualquier treta para ganar un juicio del que se saben principales ganadores.
  • Por la cantidad de dinero recaudado con el petróleo por el Gobierno, bien pudieron haber gastado una parte, quizás solo la centésima parte de lo cobrado, en el bienestar de los nativos, que han sido olvidados hasta que llegaron los abogados de Wall Street.
  • También, el estado tuvo que supervisar más y mejor las actuaciones de Texaco, no solo como gobierno del país, sino porque el propio estado, a través de Petroecuador, era tan propietario y responsable de las operaciones petroleras en la zona como la antigua Texaco (Chevron). 
Fuente Original