Noticia

¿Deberían las corporaciones poder responsabilizar a abogados de demandantes sin ética?

La saga del litigio por perjuicios masivos de Chevron vs. Donziger continúa.

Investor's Business Daily - John Shu 02/06/2017

Foto: Investor's Business Daily. Un manifestante muestra su mano pintada de negro al mismo tiempo que porta una bandera de Ecuador para protestar en contra de Chevron y la contaminación por petróleo en la región amazónica de Ecuador durante una manifestación en Madrid, España, en 2013. Ecuador ganó una sentencia judicial de $19 mil millones de dólares por daños y perjuicios en 2013, pero que fue posteriormente revocada debido a actividades ilícitas por la parte del abogado estadounidense de los demandantes. (AP)

Foto: Investor's Business Daily. Un manifestante muestra su mano pintada de negro al mismo tiempo que porta una bandera de Ecuador para protestar en contra de Chevron y la contaminación por petróleo en la región amazónica de Ecuador durante una manifestación en Madrid, España, en 2013. Ecuador ganó una sentencia judicial de $19 mil millones de dólares por daños y perjuicios en 2013, pero que fue posteriormente revocada debido a actividades ilícitas por la parte del abogado estadounidense de los demandantes. (AP)

En este caso de larga duración, la Corte de Distrito de los EE. UU. en Manhattan emitió un fallo y la Corte de Apelaciones del 2º Circuito afirmó que, entre otras cosas, Chevron (CVX) usó apropiadamente la ley civil RICO (Ley Contra la Extorsión y Organizaciones Corruptas) para responsabilizar al abogado de los demandantes, Steven R. Donziger, por incurrir en fraude, obstrucción de justicia y otros actos ilegales.

Donziger recurrió a la Corte Suprema de los EE. UU. para que considerara su apelación, conocido como un recurso de revisión. Una de las preguntas que formuló a la corte fue si RICO autorizaba a las cortes federales a emitir medidas cautelares a partes privadas. Donziger afirma que la respuesta es no.

Donziger es el abogado de los demandantes neoyorquino, quien, en 2003, junto con el grupo activista Frente de Defensa de la Amazonía, demandó a Chevron. El caso se originó a partir de un acuerdo de producción de petróleo de 1960, entre Texaco Inc. y el gobierno ecuatoriano, que Donziger alega contaminó la Amazonía en la provincia Sucumbios, ubicada al noreste de Ecuador, y que provocó que los residentes se enfermaran.

Chevron adquirió a Texaco en 2001 y heredó sus supuestas responsabilidades. Donziger obtuvo un veredicto de $19 mil millones en contra de Chevron en una corte ecuatoriana, que una alta corte ecuatoriana más tarde redujo a $8.650 millones. Donziger trató de ejecutar su @@sentencia@@ ecuatoriana en Canadá, Argentina y Brasil, porque Chevron no tiene activos en Ecuador.

Chevron descubrió que Donziger cometió varios actos ilegales, incluyendo el pago de sobornos y la escritura clandestina de dictámenes judiciales.. Chevron, por lo tanto, utilizó RICO para demandar a Donziger en la corte federal con sede en Manhattan.

Allí, Chevron demostró en el juicio que Donziger utilizó una "empresa" existente con el fin de cometer y/o conspirar para cometer varios actos ilegales como por ejemplo, fraude electrónico, soborno, chantaje, extorsión y lavado de dinero (conocidos como "delitos declarados") a fin de garantizar su veredicto ecuatoriano. Chevron solo intenta evitar que Donziger se lucrara con el fraude y otros delitos declarados cometidos en la obtención de la @@sentencia@@ ecuatoriana, y no de la ejecución mundial de ella.

Tanto en la corte de primera instancia como la  corte de apelaciones, dictaminaron que una parte no puede hacer ejecutar ni beneficiarse de una @@sentencia@@ judicial en los EE.UU. que sus abogados obtuvieron por medios fraudulentos o ilegales, incluso si dicha parte no estaba consciente de dicha ilegalidad. El juez de primera instancia dictaminó que Donziger era responsable bajo la Ley RICO, y prohibió a todos los co-acusados de beneficiarse en los EE. UU. con la mal habida @@sentencia@@ judicial ecuatoriana. El 2° Circuito lo ratificó en su totalidad.

El recurso de revisión de Donziger es particularmente interesante, porque su resumen de hechos intenta describir a Donziger como un santo héroe y poner a Chevron en el clásico papel de una "corporación maligna".

Por ejemplo, se queja que Chevron no ha pagado ninguna parte de los $8.650 millones en daños de la @@sentencia@@ de la corte ecuatoriana. Sin embargo, la petición de Donziger no discute la verdad: El veredicto ecuatoriano es fraudulento porque Donziger cometió actos ilegales y deshonestos con el fin de obtenerlo y, por lo tanto, Chevron no iba a pagar un centavo de ese veredicto.

Además, cualquier intento por parte de Donziger de impugnación, redistribución o volver a litigar los hechos de su petición, será inapropiado e inútil en esta etapa; la Corte Suprema acepta generalmente los hallazgos fácticos de una corte de distrito, especialmente en casos como éste, donde la corte de apelaciones ratificó todos estos hallazgos.

Es cierto que los circuitos 9o (con sede en San Francisco), 7o (con sede en Chicago) y ahora el 2o (con sede en Manhattan) discrepan sobre si RICO permite a partes privadas obtener medidas cautelares en acciones civiles. El Circuito 9o dictaminó que no, mientras que los Circuitos 7o y 2o dictaminaron que sí.

Bajo el punto de vista de los circuitos 2o y 7o, las secciones de las reparaciones civiles de RICO permiten tanto a los demandantes privados como al gobierno de los Estados Unidos, solicitar y obtener medidas cautelares permanentes; el gobierno de los Estados Unidos, pero no los demandantes privados, podrá solicitar y obtener medidas cautelares temporales; los demandantes privados, pero no el gobierno de Estados Unidos, pueden cobrar compensaciones por daños triples y honorarios de los abogados; y los acusados de RICO no podrán negar sus delitos en un caso civil que el gobierno de los Estados Unidos entable contra ellos después de que el gobierno haya ganado el caso penal relacionado.

En general, un circuito dividido sobre una cuestión legal, es uno de los motivos que podrían persuadir a la corte a aceptar un recurso de revisión(se requieren 4 votos, no 5 de los 9 jueces, para otorgar la revisión).

Pero el año pasado, la Corte Suprema emitió una importante decisión RICO en RJR Nabisco Inc. vs. Comunidad Europea, y es posible que la Corte prefiera esperar en esta cuestión en particular, especialmente porque en este parecer la corte escribió en una nota a pie de página que decía "Dejamos en manos de las cortes inferiores el determinar, en caso necesario, el estado y la disponibilidad de dichas demandas".

Independientemente de si la Corte Suprema acepta o niega el recurso de revisión de Donziger, las constataciones de hechos de la corte de distrito en el sentido de que Donziger cometió múltiples delitos determinantes, que Donziger no disputó y el 2o Circuito confirmó plenamente, permanecen en vigor.

Debido a que muchos de los actos de Donziger (ej., soborno y coacción a jueces, perjurio, manipulación de testigos y obstrucción de justicia) dañan directamente el corazón del sistema jurídico, cualquier observador objetivo consideraría razonable que el gobierno analice cuidadosamente los hallazgos de hechos de la corte de distrito. Esto es especialmente verdadero porque en el juicio, Donziger testificó descaradamente bajo juramento y bajo pena de cometer perjurio, testimonio que la corte de distrito consideró "engañoso" y "deliberadamente falso", entre otras cosas.

  • Shu es un abogado de Newport Beach, California, con una amplia experiencia en litigio y derecho constitucional. Sirvió tanto al Presidente George H.W. Bush (41) como al Presidente George W. Bush (43).

Esta es una traducción no oficial realizada por Chevron. El artículo original en inglés puede ser visto aquí

 

Fuente Original

Tweets