Caso Chevron

Ecuador, mantenga su promesa y limpie la Amazonía

Juicio Crudo 24/02/2016

Por años, el gobierno de Ecuador, activistas y abogados deshonestos han usado imágenes de pozos de petróleo, derrames e indígenas en la Amazonía para engañar al público y presionar a Chevron para que llegue a un arreglo extrajudicial en un juicio multimillonario contra la compañía.

En lugar de ceder a estas tácticas, Chevron se ha defendido, desenmascarando al fraude detrás del juicio y responsabilizando a los individuos detrás de esta corrupción.

En un nuevo video, Chevron establece claramente quién es el responsable por esas escenas emotivas: el gobierno de Ecuador.

El vídeo resalta el hecho de que Texaco (ahora propiedad de Chevron) ya limpió su parte de los sitios de producción de petróleo en el Ecuador en los años 90 y que el Estado ecuatoriano es el único responsable de las condiciones ambientales y sociales actuales en la Amazonía.

También presenta antecedentes de vital importancia que las campañas contra Chevron convenientemente dejan fuera:

En 1964, Texaco comenzó operaciones petrolíferas en Ecuador en asociación con la empresa estatal, Petroecuador. Treinta años más tarde, Texaco - a petición del Ecuador - concluyó sus operaciones en la Amazonía, dejando a Petroecuador como el único productor de petróleo.

Sin embargo, antes de salir, Texaco gastó $ 40 millones en limpieza de su parte de los sitios de producción – remediando suelos, revegetando con árboles y plantas nativas, e invirtiendo en programas sociales para las comunidades. Todo el proceso fue supervisado y verificado por el gobierno ecuatoriano. En 1998, el gobierno y las comunidades locales aprobaron la limpieza y otorgan a Texaco una liberación de responsabilidad ulterior.

Mientras tanto, Petroecuador, que era dueño de más del 60% de las operaciones, acordó limpiar todos los sitios restantes. Pero muchos de los pasivos todavía están allí – sin remediar. Desde 1990, Petroecuador incluso ha ampliado sus operaciones, más que duplicando el número de pozos y acumulando casi 2.000 derrames en el proceso.

De hecho, comenzó a limpiarlos, pero fue detenido por el gobierno, a petición de Steven Donziger, el abogado estadounidense detrás del juicio, y su equipo, que temían que esto podría minar su caso y privarlos de oportunidades para sacar fotos y videos para usar en contra de Chevron en los medios.

Pese a que una corte federal de Estados Unidos determinó que la @@sentencia@@ ecuatoriana contra Chevron es producto de "fraude atroz", Donziger y su equipo, junto con el Gobierno de Rafael Correa, siguen haciendo de ella la pieza central de una campaña mundial anti-Chevron.

Este video complementa un vídeo de 3 minutos exhibido el año pasado que explicaba las tácticas fraudulentas utilizadas por Donziger y su equipo para obtener la multimillonaria @@sentencia@@ contra Chevron en Ecuador.