Noticia

El equipo de Donziger vuelve a sus antiguas tácticas

Juicio Crudo 29/09/2016

"Si repites una mentira mil veces, acaba por convertirse en verdad". - Steven Donziger

Ese es el lema que Steven Donziger, el abogado estadounidense que orquestó un fraude y plan de extorsión en contra de Chevron, una vez confió a un miembro de su equipo legal.

Una corte federal de los Estados Unidos determinó en 2014 que Donziger y su equipo violaron las leyes federales contra la extorsión, cometiendo fraude, soborno, extorsión, manipulación de testigos y obstrucción de justicia en su búsqueda por obtener una sentencia judicial en contra de Chevron en Ecuador. Dicha decisión por unanimidad, fue ratificada por una corte de apelaciones de los EE. UU. en agosto.

En un intento por distraer la atención de la evidencia definitiva de fraude y corrupción en contra de ellos, Donziger y su equipo, incluyendo a Amazon Watch, están recurriendo a una de sus viejas tácticas: mentir.

Esta vez, han puesto la mira en un exjuez ecuatoriano que recibió sobornos de Donziger y su equipo a cambio de decisiones favorables.

En 2013, Alberto Guerra, un exjuez ecuatoriano, salió a la luz como delator. Declaró bajo juramento durante el juicio RICO contra Donziger en 2013, que Donziger y su equipo le habían pagado miles de dólares a él y posteriormente al juez Nicolás Zambrano, para escribir clandestina e ilegalmente las órdenes judiciales en favor de los demandantes. También declaró bajo juramento que facilitó un esquema de sobornos entre Donziger y Zambrano, en donde Donziger prometió $500,000 para que su equipo pudiera escribir clandestinamente la sentencia en contra de Chevron. Guerra también declaró en 2015, en la demanda de arbitraje internacional de Chevron contra el gobierno de Ecuador, en relación a su papel en el fraudulento juicio.

Desde entonces, Donziger y sus colaboradores han afirmado que Guerra "se retractó" de su testimonio anterior durante el juicio RICO.

Solo que hay un problema con esa afirmación -- como tantas otras declaraciones de Donziger, es simplemente una mentira.

Como Paul Barrett de Bloomberg escribió:

"Si Guerra fuera el único testigo que declarará en relación a las actividades corruptas de los demandantes, su declaración no valdría mucho. Pero sus recuerdos, incluyendo su intento de hacer que las dos partes de la controversia para pujar una contra la otro por sus servicios, están en consonancia con el testimonio de otros testigos en un caso contaminado por fraude y pruebas científicas falsas. Es por eso que el juez en Nueva York concluyó que el testimonio de Guerra tenía valor, un valor limitado, en respaldar otras evidencias de irregularidades. 

Y es por eso que es importante no aceptar las actuales afirmaciones de que Guarra "se retractó" durante el proceso de arbitraje. Él no lo hizo”. 

¿Por qué están Donziger y su equipo esforzándose tanto para desacreditar a Guerra? Porque son incapaces de refutar el testimonio de Guerra, que está sustentado por pruebas.

Aquí presentamos algunas partes destacadas del testimonio de Guerra:

Guerra escribió clandestinamente providencias en casos civiles suplantando a Zambrano.

• Guerra declaró que él escribió más de 100 providencias de Zambrano, que estaban la computadora de la casa de Guerra. (Pistas 2 Transcripción, Día 4, Pista 739:1-13).

Zambrano pagó a Guerra para que escribiera providencias en lugar de él en sus casos civiles.

• "Estoy afirmando que ese era el contenido del acuerdo, y estoy indicando que el compromiso de mi parte fue escribir las sentencias a nombre de él y recibir de él $1,000 mensuales permanentemente" (Pista 2 Transcripción, Día 3, Pista 629:10-13).

• Los registros bancarios de Guerra corroboran los depósitos de Zambrano directamente en la cuenta bancaria de Guerra en el Banco Pichincha. (Pista 2 Transcripción, Día 3, Pista 635:25-636:7; Pista 2 Transcripción, Día 4, Pista 878:22-879:20; 887:20-888:18).

• Guerra testificó que Zambrano generalmente le pagó en efectivo. (Pista 2 Transcripción, Día 3, Pista 632:7-10; Pista 2 Transcripción, Día 4, Pista 878:16-21; 887:5-12)

Guerra y Zambrano enviaron el material escrito clandestinamente por la línea aérea TAME.

• Los registros de envío de Guerra en TAME muestran que él y Zambrano a veces enviaron documentos y providencias escritas clandestinamente uno para el otro. (Pista 2 Transcripción, Día 3, Pista 647:10-17)

• Guerra confirmó que los paquetes se etiquetaron como "documentos" porque fue para llevar a cabo un esquema fraudulento secreto. "Usted comprenderá que yo no podía ir a la oficina de TAME y dar detalles diciendo, bueno, estoy enviando una sentencia para el caso de 2020 de A versus B. La única cosa que yo decía es que estaban siendo enviados documentos". (Pista 2 Transcripción, Día 3, Pista 668:25-669:4).

El testimonio de Guerra sobre las 9 providencias en el caso de Chevron en donde Guerra las escribió clandestinamente a nombre de Zambrano, deja claro que Guerra escribió esas órdenes. (Pista 2 Transcripción, Día 4, Pista 863-877)

• Guerra trabajaba en una providencia en un día determinado, pero fechaba el borrador unos días después a beneficio de Zambrano, de modo que este último no cometiera errores a la hora de fechar del documento una vez emitido. (Pista 2 Transcripción, Día 4, Pista 868:14-869:6).

• Explicó que también dejó espacios en blanco en los borradores de las órdenes para que Zambrano los rellenara, y ponía notas en el texto para asegurarse de que Zambrano no olvidara llenar esos espacios. (Pista 2 Transcripción, Día 4, Pista 871:8-872:21).

• Guerra también emitió sentencias, al menos parcialmente, para hacer que el caso avance a favor de los demandantes. (Pista 2 Transcripción, Día 4, Pista 876:1-6).

• "Lo que puedo asegurarle es que todos estos documentos [nueve órdenes], sin excepción, incluyendo los documentos en los que trabajé de Lago Agrio, fueron usados por Zambrano para el caso Chevron." (Pista 2 Transcripción, Día 3, Pista 665:15-18).

• "P. . . . ¿afirma y confirma que usted, Alberto Guerra, escribió todas las Providencias que se encontraron en su computadora que usted proporcionó voluntariamente a Chevron? R. Sí señor” (Pista 2 Transcripción, Día 4, Pista 877:10-14).

Los registros de envío de TAME muestran que Guerra hizo un número de envíos a Zambrano, durante su permanencia en el caso de Chevron, mediante un intermediario, Narcisa León o Fernando Albán.

• "Envié estas sentencias a Zambrano a través de terceros, porque eso es lo que él me pidió." (Pista 2 Transcripción, Día 3, Pista 657:13-14; Pista 2 Transcripción, Día 4, Pista 886:7-9).

• Guerra explicó que trabajaron de esta manera porque Zambrano fue "muy cuidadoso y muy posesivo en estas cosas." (Pista 2 Transcripción, Día 4, Pista 881:8-16).

• Guerra también testificó que el primer envío durante el primer período de Zambrano, incluyó la providencia de Chevron que él redactó dos días antes de ese día. (Pista 2 Transcripción, Día 4, Pista 882:3-883:13).

Los demandantes de Lago Agrio pagaron a Guerra para que escribiera clandestinamente providencias en el caso de Chevron.

• Guerra declaró que los demandantes le pagaron $1000 mensuales, para escribir clandestinmante providencias para hacer que el caso avance a favor de los demandantes. "Mi acuerdo con ellos [los demandantes] fue el de recibir $1.000 dólares mensuales, mientras ayudaba en la elaboración de las sentencias". (Pista 2 Transcripción, Día 3, Pista 675:17-19; ver generalmente id. en 675-678 en relación a los pagos de los Demandantes al Sr. Guerra).

A nombre de Zambrano, Guerra se reunió con el equipo legal de los demandantes en el restaurante Honey & Honey para pedir un soborno a cambio de dejarlos escribir la sentencia.

• Guerra describió su reunión con Fajardo y Donziger a nombre de Zambrano, en el restaurante Honey & Honey en Quito, y declaró que él ofreció permitirles escribir la sentencia a cambio de al menos $500,000. (Pista 2 Transcripción, Día 3, Pista 600:7-601:8).

Guerra editó un borrador de sentencia elaborado por los demandantes de Lago Agrio.

• Guerra declaró que Pablo Fajardo le dio Zambrano un borrador de la sentencia de Lago Agrio, quien a su vez pidió a Guerra revisar y editar. (Pista 2 Transcripción, Día 3, Pista 601:9-17).

• “P. ¿Estoy correcto señor, en el sentido de que es su testimonio que el juez Zambrano permitió a los demandantes de Lago Agrio redactar la sentencia del juicio de Lago Agrio? R. Sí, es totalmente correcto”. (Pista 2 Transcripción, Día 3, Pista 625:1-4).

• Guerra declaró que editó un borrador de la sentencia del juicio en el apartamento de Zambrano, durante un fin de semana a finales de enero o principios de febrero de 2011, en una computadora proporcionada por Fajardo. (Pista 2 Transcripción, Día 4, Pista 786:15-18)

Guerra pidió y recibió una ayuda memoria de Pablo Fajardo.

• Guerra también declaró que pidió ayuda a Fajardo sobre determinadas cuestiones relacionadas con el procedimiento de Lago Agrio y que Fajardo le proporcionó una ayuda memoria (Pista 2 Transcripción, Día 3, Pista 751:24-752:9, 754:6-12; Pista 2 Transcripción, Día 4, Pista 777:19-778:14).

• Fajardo le proporcionó un documento para ayudarle a editar la sentencia, pero que a final de cuentas resultó ser inútil. (Pista 2 Transcripción, Día 4, Pista 779:1-8).

Al final, la evidencia es incuestionable, lo cual explica los desesperados intentos de Donziger y su equipo para desacreditarla. El testimonio de Guerra es un fragmento de una montaña de pruebas que evidencian un comportamiento fraudulento y corrupto por parte de Donziger y su equipo. Como el Segundo Circuito lo explicó: "El expediente del presente caso revela numerosos actos corruptos por parte del equipo legal de los DLA, incluyendo coerción, fraude y soborno, culminando con la promesa al juez Zambrano de pagarle $500,000 de los fondos provenientes de una sentencia a favor de los DLA".

Fuente Original

Tweets