Noticia

El Presidente tiene serios agujeros en su estrategia

No hay respuestas. No hay respuestas a las expectativas económicas que el propio gobierno desató.

4Pelagatos - José Hernández 20/10/2017

Foto: 4Pelagatos

Foto: 4Pelagatos

¿Qué quiere realmente Lenín Moreno?  No tiene voceros políticos. No tiene un discurso político enganchador. No tiene un gabinete dinámico. No se nota su presencia política en la Asamblea Nacional. No se sabe para qué sirvieron realmente las mesas de diálogo. Y, sobre todo, tiene problemas agudos en sus tiempos políticos. En definitiva, su gobierno da muestras de andar en cámara lenta y sin agenda en un momento en que, con su concurso, se liberaron las fuerzas sociales y económicas del país. En un momento en que los índices prueban que la economía no puede esperar los resultados de la consulta, que algo de fondo debe hacer y que plan económico que propuso es un parche con escaso pegamento.

Moreno arrancó con pie derecho. Desde el 24 de Mayo tomó distancias de Rafael Correa, transparentó las cifras de esa gestión, prometió una lucha frontal contra la corrupción y habló, entrelíneas, de recurrir al pueblo para zanjar algunos temas de diseño institucional: se entendió que era la vía aconsejable por no contar con una mayoría en el Asamblea Nacional. De ahí la consulta popular.

Moreno necesitaba tiempo. Tenía que legitimar su elección, contar votos en la Asamblea, recuperar el partido Alianza País donde se concentraron los leales a Correa, armar una consulta popular ganadora, desarticular los roscas que Correa dejó organizadas… En definitiva, estructurar los nuevos factores de poder sin los cuales es imposible que pueda gobernar.

Moreno ha trabajado: dio apoyo al Fiscal en la investigación del caso Odebrecht. Dejó sin cargo a Carlos Polit, quien huyó a Miami. Pulverizó el discurso mentiroso de Correa. Esclareció las cifras de la economía ficticia de Correa. Dio racionalidad al discurso y a las políticas públicas. Eso puertas adentro.

Puertas afuera, el verbo que mejor describe lo que ha hecho en estos meses es entretener. Con Correa tuvo cruce de tuits y frases asesinas. Al país, cansado de autoritarismo, le pidió hacer las paces: que familiares y amigos, separados por el enfrentamiento político, vuelvan a conversar. A los empresarios y a sus cámaras pidió repertoriar expectativas y propuestas. A los periodistas de los medios tradicionales los invitó a Carondelet. En junio convocó un Frente de transparencia y lucha contra la Corrupción…

Leer más aquí

Fuente Original

Tweets