Ecuador en las Noticias

Espín al borde de la destitución

Ella dice ser perseguida. La mayoría cree que su conducta, al visitar a una testigo protegida, es “cuestionable”. El ministro de Justicia irá a la Asamblea.

Expreso - Roberto Aguilar 05/10/2018

Foto: Expreso

Foto: Expreso

Sofía Espín ya no sonríe. Ahora grita, se indigna, se desgañita, lanza acusaciones con ventilador y esconde la mano. Cuarenta y ocho horas después de que se saliera con la suya gracias al apoyo decidido de un puñado de oficialistas encabezados por Viviana Bonilla (quien se hace pasar por independiente y actúa, en la práctica, como una correísta de las más conspicuas), la suerte le volvió la espalda: 73 de 114 asambleístas presentes en la sesión plenaria de ayer decidieron apoyar una resolución que observa como “cuestionable” su conducta en el Centro de Rehabilitación Social de Chillogallo, donde visitó a Diana Falcón, testigo protegida del caso Balda, haciéndose pasar por quien no era.

El informe de la directora del centro de detención es, como la misma Espín admitió por Twitter, “determinante”. Ella y Yadira Cadena, integrante del equipo de abogados de Rafael Correa, mintieron para ser admitidas en la cárcel y visitar a Falcón: dijeron ser sus defensoras. La resolución aprobada ayer en la Asamblea, propuesta por Esteban Bernal (CREO), dispone también que el ministro de Justicia encargado, Paúl Granda, comparezca al pleno para explicar lo ocurrido.

Leer más aquí

Fuente Original