Ecuador en las Noticias

José Serrano salió por la puerta trasera

El presidente de la Asamblea fue destituido con 103 votos. El fiscal general, Carlos Baca, será enjuiciado políticamente.

Expreso - Roberto Aguilar 12/03/2018

José Serrano se defendió leyendo declaraciones juradas de policías, que inculpan al fiscal Baca. Foto: Expreso

José Serrano se defendió leyendo declaraciones juradas de policías, que inculpan al fiscal Baca. Foto: Expreso

Dos víctimas de la persecución y las conspiraciones, dos adalides de la lucha contra la corrupción, dos hombres íntegros y honrados desde la cuna (al menos así se pintaron ellos) se embarraron uno al otro, se pusieron en evidencia con escandalosos documentos y se llenaron de acusaciones mutuas. Carlos Baca Mancheno, fiscal general del Estado, y José Serrano, presidente del Poder Legislativo, comparecieron ayer ante la Asamblea Nacional para rendir explicaciones sobre el escándalo de corrupción, escuchas y conspiraciones en que se encuentran envueltos. A ambos les fue mal. Ni bien terminaron sus intervenciones y con una abrumadora votación de 103 asambleístas a favor y tres abstenciones, el Pleno decidió iniciar un juicio político contra el primero y destituir al segundo de su cargo de presidente de la Asamblea. El primer poder del Estado ya no será el mismo.

Ambos personajes aparentan saber tanto y callar tanto que se esperaba, para la sesión de ayer, una avalancha de revelaciones. Algo de eso hubo. Baca y Serrano llegaron cargados de documentos. El fiscal llevó cajas y cajas de carpetas que repartió generosamente entre quienes solicitaran una. Ninguno de ellos pudo demostrar la honradez acrisolada que tanto y tan sonoramente proclaman.

El origen del escándalo: el audio (hecho público por el fiscal) de una conversación telefónica entre Serrano y el excontralor Carlos Pólit, prófugo de la justicia. Ahí, entre otras perlas, se escucha al presidente de la Asamblea decir que al fiscal “tenemos que bajarle, no nos queda más”.

Baca Mancheno, que habló primero, reprodujo la grabación, proyectó una transcripción textual en las pantallas gigantes del salón y comentó su contenido línea por línea. Serrano no tuvo la entereza de hacer lo propio, aunque por tres ocasiones a lo largo de su discurso anunció que explicaría el contenido del audio de manera contundente. Nunca lo hizo. Se limitó a decir, a quien quisiera creerle, que mantuvo esa conversación “con la finalidad de conseguir información”.

Baca Mancheno se pintó como la víctima de una conspiración urdida entre SerranoPólit y la fiscal subrogante Tania Moreno, a quien se refieren los dos primeros en el audio como “la amiga”. A esa conspiración, dijo, obedecen los procesos iniciados en su contra por Tania Moreno a partir de un informe de Contraloría (cuya existencia volvió a negar) que señala indicios de responsabilidad penal por las irregularidades cometidas por la comisión de investigación del 30S, de la que formó parte. Baca se sirvió de una cronología de los hechos que, según él, habla por sí sola.

Leer más aquí

Fuente Original

Tweets