Ecuador en las Noticias

La desastrosa herencia petrolera del correísmo

El gobierno y las empresas evaluadoras coinciden en que el Estado necesita unos USD 650 millones adicionales en obras de reparación para que las obras no colapsen.

Plan V 09/01/2019

Así está la situación de los taludes en la planta del Poliducto Pascuales-Cuenca. El gobierno confirmó, con ayuda del PNUD y tres empresas internacionales, el desastre petrolero dejado por Rafael Correa. Foto: Plan V

Así está la situación de los taludes en la planta del Poliducto Pascuales-Cuenca. El gobierno confirmó, con ayuda del PNUD y tres empresas internacionales, el desastre petrolero dejado por Rafael Correa. Foto: Plan V

Sobre costos, fallas en diseño, sobre dimensión, mala construcción y otros hallazgos encontrados por tres evaluadoras internacionales sobre la situación técnica, operativa y contractual de cinco proyectos emblemáticos petroleros en la época de Rafael Correa, prefiguran y son la muestra de la más grande estafa al dinero de los ecuatorianos. Estos son los resúmenes ejecutivos de cada una de estas evaluaciones.

La polémica sobre las evaluaciones a cinco proyectos o contratos emblemáticos de Petroecuador en la década de Rafael Correa, se instaló apenas el presidente Lenín Moreno denunció en cadena nacional que, en el marco de un convenio con Naciones Unidas (PNUD), se había recibido el resultado de las evaluaciones de tres empresas internacionales evaluadoras. Estos proyectos sumaban USD 4900 millones y los resultados —que eran "vergonzosos", dijo Moreno— demostraron que habían sobre costos de USD 2500 millones, y, sobre todo, las obras estaban mal hechas.

Las dudas provinieron de sectores afines al correísmo: no se trataba de un informe de la ONU, sino de empresas privadas que contrató el gobierno de Lenín Moreno, dijeron. Esto para restar credibilidad al resultado de los informes.

Bruno Queiros, representante del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, explicó el proceso en una nutrida y esperada rueda de prensa en el décimo piso del edificio de la estatal Petroecuador, donde participó junto al ministro de Hidrocarburos, Carlos Pérez; el gerente de Petroecuador, Pablo Flores, y otros altos funcionarios. Dijo que el papel de la entidad fue acompañar al gobierno en el proceso de evaluación técnica de cinco proyectos gestionados por Petroecuador. Luego de recordar que el PNUD lleva en el Ecuador desde 1965 y ha trabajado con todos los gobiernos, dijo que la organización ha recibido por dos años consecutivos la categoría de organización más transparente a escala mundial en el manejo de la ayuda internacional. Esta cooperación en específico, que fue de carácter oficial, se enmarcó en el mandato de Naciones Unidas de promover la transparencia y la gestión sostenible de recursos naturales.

Leer más aquí

Fuente Original