Noticia

La mancha de petróleo en el río Napo sigue extendiéndose

Diario Hoy 03/06/2013

El viernes pasado, en el kilómetro 82 vía Quito-Lago Agrio, sector El Reventador, las fuertes lluvias de la noche del  30 al 31 de mayo provocaron que, en la mañana de este último, una parte de la montaña cediera.

Según Petroecuador, el material que se deslizó de ella ocasionó la rotura de, al menos, 140 metros de la tubería que transporta crudo y que forma parte del Sistema del Oleoducto Transecuatoriano (SOTE).  Este accidente ocasionó, según los primeros datos oficiales, el derrame de 10 mil de los 360 mil barriles de petróleo que se transportan por este sistema. La contaminación de los ríos fue veloz y, hasta ahora, irremediable.

Jorge José Fabre, guía naturalista y consultor turístico, quien trabaja en la zona desde hace 12 años y maneja un proyecto con la comunidad waorani, a través de The Waorani Experience, fue testigo a primera hora  del sábado 1.° de junio, de la magnitud del derrame tanto en el río Coca, como en el río Napo: “Antes de las 08:00, al dirigirme  con  turistas hacia la ciudad de Puerto Francisco de Orellana (El Coca), me di cuenta de que algo pasaba en el agua del río Coca pues podía verse una especie de “nata” negra en la superficie. Pero luego el grupo que viajaba conmigo se dio cuenta de que se trataba de petróleo, por la consistencia y el fuerte olor que salía  del río. El recorrido en la lancha fue de, al menos, 15 kilómetros, y durante todo ese trayecto, persistió el problema”.

Fabre continúa: “Al llegar a Coca, en medio de ese olor penetrante, que empezó a afectarnos, nos dimos cuenta de que la mancha ya había entrado al río Napo, pues el río Coca se junta con este en un punto donde toma el nombre del primero y va al  Amazonas. Lo que más nos asombró  fue la increíble  velocidad con la que viajaba la mancha por el agua. También  que no hubiera patrullas del Ejército o de alguna institución, haciendo algo al respecto”.

Lo mismo observó, casi a la misma hora, José Zambrano, también guía naturalista, quien proporcionó a diario HOY el video  que puede verse en la página web: http://www.hoy.com.ec/. Zambrano mostró preocupación por la manera en que los animales fueron afectados y por la falta de agua potable en El Coca, desde el viernes pasado. Él dijo: “Ya se podía ver peces muertos”.

Zambrano y algunas personas más, se acercaron hasta las oficinas del ministerio de Ambiente en El Coca, pero estas permanecieron cerradas. Para Fabre, “el desconocimiento de la mayoría de los ecuatorianos sobre esta zona tan frágil, hace que los demás ecuatorianos vean esto como una historia contada en algún país lejano. Pero no, esto está pasando a unas horas de Quito y afecta a miles de personas.   Los niños se bañan en el Napo, las mujeres lavan la ropa, los hombres pescan, pues esa es su principal comida”.  

En El Coca, desde el viernes hay desabastecimiento de agua potable. Arturo Barreiro, encargado de Comunicación del Gobierno Municipal de ese cantón dijo que este empezó el 31 de mayo, debido a que las autoridades se dieron cuenta de que el agua del río Coca, del que  se abastece este municipio  estaban contaminadas con  crudo y aceite.  Barreiro aclara que “esto  no solo afecta a El Coca, sino a  poblaciones como El Chaco y la Joya de los Sachas”. También dijo que se realizaron inspecciones por vía fluvial y  aérea, para constatar la superficie que había sido afectada por el derrame.

Esto fue ratificado por Alfredo Ponce, director de Gestión de Riesgos del Gobierno Municipal de El Coca. Ponce aseguró que la mancha que contiene el crudo tiene un ancho de un kilómetro y una extensión de dos kilómetros.

Aclaró: “Sin embargo, la mancha que contiene el aceite y otras sustancias del petróleo, que son arrastradas por el agua, abarca una extensión de 60 kilómetros en el río Coca. Pero en total, por lo observado desde el aire, calculamos que  alcanzaría una longitud de entre 240 y 300 kilómetros”.  (PTG)

 

Estado de emergencia en Francisco de Orellana

Petroecuador empezó desde el sábado a proporcionar agua en tanqueros a los pobladores de El Coca. Sin embargo,  luego de una sesión extraordinaria, el Consejo Cantonal de esa población decidió declararse en Estado de Emergencia.

La medida tiene como finalidad alertar de la gravedad de la situación en el río Coca.

Así mismo se decidió llevar agua desde  río Payamino, cercano a la población, hasta la planta de abastecimiento de agua de El Coca, cantón que, según el censo de Población y Vivienda de 2010 tiene 40 010 habitantes,

El Gobierno Provincial de Francisco de Orellana, también declaró el  Estado de Emergencia en todo su territorio..
 

Petroecuador hace trabajos en la limpieza

Ayer, diario HOY  solicitó a Petroecuador datos oficiales sobre el derrame  de crudo en los ríos Coca y Napo.  Hasta el cierre de esta edición, la entidad solo  envió un boletín de prensa sobre las labores de limpieza del crudo.  

El boletín dice: “Hasta hoy (ayer) se  recuperaron más de 200 barriles de crudo y  continúan las labores de contención y recuperación del  crudo derramado por  la rotura del SOTE.  El personal de  Seguridad Salud y Ambiente está realizando la recuperación  del crudo que llegó hasta el río Coca. Para esto se utilizan bombas de succión, presión y transferencia que sirven para la rápida absorción del crudo, y otros equipos de apoyo para la recuperación y almacenamiento.

Se ubicaron barreras de contención del crudo en el río, en la sala de máquinas del proyecto Coca-Codo-Sinclair y en el cañón de los Monos. Se hizo captación de agua para la población del Coca. Un helicóptero del Ejército ecuatoriano hizo un sobrevuelo para visualizar la zona afectada”.

Tweets