Noticia

Londres da un bofetón a la Cancillería ecuatoriana

Assange se había convertido desde hace algunos años en un problema para la imagen del Ecuador por las opacas actividades que el asilado hacía dentro de la Embajada.

4Pelagatos - Martín Pallares 11/01/2018

Foto: 4Pelagatos

Foto: 4Pelagatos

El funcionario ecuatoriano que recibió la respuesta del Foreign Office inglés al pedido de acreditación de Assange como funcionario de la Embajada en Londres fue testigo excepcional del que sin duda es uno de los más grandes papelones diplomáticos del Ecuador, si no es el más ridículo. La nota tiene apenas tres párrafos que son una auténtica bofetada a la viveza criolla con la que los funcionarios de María Fernanda Espinosa quisieron sorprender a los ingleses y tomarlos con unos auténticos ingenuos.

“El Directorio de Protocolo desea informar a la Embajada que a la luz de las circunstancias de la presencia del señor Julian Assange en el Reino Unido, el Foreign Office and Commonwealth Office no considera al señor Julian Assange como un miembro aceptable de la misión y, por tanto, el Directorio queda sin otra alternativa que negarse a reconocer al señor Assange como tal”, dice la nota diplomática, tal como aparece en la fotografía que fue filtrada; respuesta a la nota verbal (un oficio sin firma) del 20 de diciembre del 2017, en la que el Ecuador pedía a los funcionarios ingleses que lo acepten como miembro de la misión ecuatoriana en Londres.

Pero el Foreign Office no solo que se negó a reconocer a Assange como miembro de la misión ecuatoriana, sino que dejó muy en claro que el Reino Unido no aceptaría ninguna inmunidad diplomática para Assange. “El Foreign Office and Commonwealth Office no considera que el señor Assange goce de ningún privilegio e inmunidad bajo la Convención de Viena en relaciones diplomáticas”, agrega a renglón seguido la comunicación.

La nota de la diplomacia inglesa es del 21 de diciembre del 2017 y se produjo apenas el día siguiente de que los ecuatorianos hicieron la consulta para ver si se aceptaba a Assange como funcionario ecuatoriano de la Embajada.

Diplomáticos consultados sostienen que tras la aparente diplomacia en la que se redactó la nota existe una profunda molestia e indignación de los funcionarios ingleses. Se trata de un manifiesto y desembozado intento de abuso de la inmunidad diplomática ya que se pretendía que Assange, al tener nacionalidad y condición de diplomático ecuatoriano, pueda evadir todos los problemas que tenía con la justicia inglesa y viajar al exterior. Assange está asilado desde agosto del 2012 cuando abandonó la casa donde tenía prisión domiciliaria impuesta por la justicia inglesa que tramitaba un pedido de extradición de Suecia, donde se le seguía un proceso por un caso de abuso sexual. “La Cancillería británica no podía aceptar bajo ninguna condición el pedido”, dijo el ex canciller José Ayala Lasso en una entrevista que se le hizo el miércoles 10 en Teleamazonas.

Assange se había convertido desde hace algunos años en un problema para la imagen del Ecuador por las opacas actividades que el asilado hacía dentro de la Embajada. Desde ahí tuvo una participación directa y muy activa en las elecciones de los EEUU publicando, a través de su organización Wikileaks, material entregado por hackers vinculados al gobierno ruso que perjudicaba la candidatura Demócrata. Esto suscitó un pedido de Washington para que el Ecuador haga algo con su huésped en Londres. De hecho el gobierno de Rafael Correa le quitó el acceso, por un buen tiempo, al internet. Assange también se involucró activamente con la causa independentista de Cataluña, lo que colocó al gobierno ecuatoriano en una posición incómoda frente al gobierno español. Antes ya había protagonizado algunos escándalos por haber organizado un desfile de modas en el interior de la Embajada y por recibir a personajes de la farándula internacional, entre ellas a la actriz Pamela Anderson.

Fuentes diplomáticas inglesas dijeron a 4Pelagatos que Assange prácticamente se había apropiado de la Embajada y que la Cancillería ecuatoriana tenía muy poco margen de acción. También dijeron que un grupo de asesores españoles de la Cancillería, ecuatoriana en tiempos de Ricardo Patiño, eran los que manejaban por completo el tema Assange, dejando a la Cancillería como simple observadora.

Leer más aquí

Fuente Original

Tweets