Ecuador en las Noticias

Luiz Antonio Mameri: Los pagos a Jorge Glas eran como un ‘peaje’

El exvicepresidente de Odebrecht indicó que autorizó los sobornos entre 2012 y 2013, mediante el mismo sistema encriptado utilizado para los sobornos

El Universo 13/12/2017

Facsímil de la declaración número 22 de Luiz Antonio Mameri, jefe del director de Ecuador, Conceição Santos. Foto: El Universo

Facsímil de la declaración número 22 de Luiz Antonio Mameri, jefe del director de Ecuador, Conceição Santos. Foto: El Universo

Como una forma de peaje necesario para obtener contratos en Ecuador fueron calificados los pagos indebidos depositados por Odebrecht en la cuenta de Glory International Industry (GII) destinados al vicepresidente Jorge Glas. Así lo ratificó el testimonio del exvicepresidente para América Latina y Angola de la brasileña, Luiz Antonio Mameri.

El exejecutivo, que se acogió a un acuerdo de “delación premiada” con los fiscales brasileños, relató el 13 de diciembre de 2016 el proceso de autorización de estos pagos en una declaración que tiene por tema “autorización de pagos indebidos para Jorge Glas”.

En su testimonio, de poco más de 11 minutos, Mameri confirmó la versión de su subordinado José Conceição Santos en el sentido de que el intermediario para estos sobornos fue el tío del vicepresidente, Ricardo Rivera Aráuz, quien también servía como interlocutor para obtener citas.

Los pagos se iniciaron cuando Jorge Glas Espinel aún era ministro de Sectores Estratégicos y el pedido, hecho por Rivera, fue de que por cada contrato obtenido en Ecuador, se debía pagar el 1% del monto. Mameri dijo que conversó con Santos sobre la necesidad de estos pagos y Santos le indicó que la negociación ya estaba hecha y que era necesario esta especie de “peaje”.

Otro argumento de Santos, de acuerdo con lo declarado por Mameri, fue “la importancia del señor ministro y su sentimiento de que sin su participación no sería posible” obtener los contratos, aun cuando participaran en licitaciones.

En este caso específico, el pago del 1% del costo de la obra ocurría después de que Odebrecht cobrara al Estado ecuatoriano. El primer contrato obtenido por la brasileña luego de su retorno a Ecuador fue la construcción de la central hidroeléctrica Manduriacu, cuyas obras arrancaron en enero de 2012. El proyecto fue financiado parcialmente por el Banco de Desarrollo de Brasil (BNDES).

Leer más aquí

Fuente Original

Tweets