Noticia

Sabatinas, cuatro veces más caras

En el Enlace 353 Correa habló de Chevron. El Gobierno pagó USD 6,4 millones a la firma McSquared para campañas sobre el juicio a la petrolera.

La Hora 08/02/2018

Propaganda. En el Enlace 353 Correa habló de Chevron. El Gobierno pagó USD 6,4 millones a la firma McSquared para campañas sobre el juicio a la petrolera. Foto: La Hora

Propaganda. En el Enlace 353 Correa habló de Chevron. El Gobierno pagó USD 6,4 millones a la firma McSquared para campañas sobre el juicio a la petrolera. Foto: La Hora

En 2011 se fijó un presupuesto de 343.000. En 2016 fue 1,6 millones.Contraloría indaga.

“La sonrisa de un ecuatoriano, en el Enlace Ciudadano, no tiene precio”. La frase corresponde a Fernando Alvarado, secretario de Comunicación en el Gobierno del expresidente Rafael Correa. La escribió en su blog, en 2010, cuando en el país el costo de una sabatina era un misterio.

El exfuncionario dijo para entonces que la producción de los enlaces no tenía costo adicional. El talkshow del expresidente Correa se financiaba, en todo caso, con recursos públicos, mediante lo que se pagaba a los trabajadores de la Secom y de EcuadorTV. Así escribió Alvarado.

Al año siguiente, en 2011, el Enlace Ciudadano representó al país 343.465 dólares. Este fue uno de los 18 contratos con el Estado que ganó Ernesto Guerrero, principal de Ecosonido e integrante de Pueblo Nuevo, grupo folclórico que puso la banda sonora a varios episodios de la ‘revolución ciudadana’. En ese año, Guerrero contrató con el Estado por 717.912 dólares y en una entrevista con Vanguardia, revista de investigación que dejó de circular en 2013, dijo que el costo de cada sabatina promediaba los 7.000 dólares.

El productor aclaró al semanario que en esa cifra no se incluían los gastos por movilización y viáticos a los funcionarios públicos que comparecían ante el expresidente en los enlaces.

Y desde entonces la cifra exacta del costo de las sabatinas siguió siendo un misterio, pero había una certeza: el presupuesto crecía exponencialmente. Y crecía, entre otras razones, porque de un ejercicio de rendición de cuentas los enlaces ciudadanos se convirtieron en un montaje digno de una estrella de pop, con 99 ítems que cumplir sábado a sábado durante 523 ediciones a lo largo de la década. Ítems que iban desde los manteles hasta la megapantalla LED, pasando por las carpas, las sillas, los monitores plasma, el VTR, la conexión satelital, los globos, los sándwiches y el pago de los “segmentos de investigación periodística”.

Carlos Bravo, exreportero de Gamavisión y representante de la empresa Gota Azul, por ejemplo, firmó contratos de servicios de comunicación. Uno de ellos, exclusivo para las sabatinas, superó los 134.600 dólares.

En las sabatinas, sus productores y el propio expresidente estaban convencidos de que también había humor. Pero no ocurrió, como decía Fernando Alvarado, aquello de que la sonrisa de un ecuatoriano en una sabatina no tenía precio. A Ramón Bravo el Estado pagó 96.000 dólares por el segmento Lenguanoticias. Rafael Correa minimizó las críticas. Dijo que ese segmento de parodia se hacía “con cariño” y que sus productores estaban identificados con la ‘revolución ciudadana’…

Por boca del propio exmandatario, en 2015 se supo que cada sabatina costaba 22.000 dólares. Un año después la cifra, propuesta por el mismo Rafael Correa, subió a 30.000 dólares. Y de hecho en 2016 se firmó la extensión de las sabatinas para un año por 1,6 millones de dólares. Este monto se cuadruplicó en relación al presupuesto de 2011.

Actualmente, la Fiscalía está ya en conocimiento del examen de Contraloría sobre los gastos de la Secom en Enlaces Ciudadanos (2013-2017). En el informe hay indicios de responsabilidad penal. (IFP/LGP).

Leer más aquí

Fuente Original

Tweets