Noticia

Vicuña: de violadora de derechos a Vicepresidenta

4 Pelagatos - Martín Pallares 05/10/2017

En su historia hay antecedentes de una militancia agresiva e incondicional en el correísmo más radical y ultra.

María Alejandra Vicuna ha sido nombrada Vicepresidenta Constitucional de la República por el presidente Lenín Moreno, en reemplazo de Jorge Glas que está preso en la Cárcel 4 de Quito. Vicuña es la actual Ministra de Desarrollo Urbano y Vivienda. Pero en su historia hay antecedentes de una militancia agresiva e incondicional en el correísmo más radical y ultra. En el 2015, por ejemplo, protagonizó un episodio aborrecible: publicó en redes sociales una grabación obtenida ilegalmente de una conversación privada en la que participaba la activista política Martha Roldós. Vicuña luego mintió sobre cómo había conseguido la grabación diciendo que se la había pasado una asesora de Roldós que, en realidad, no existía. Y pretendió que la justicia procese a Martha Roldos por supuesto intento de desestabilización. Vicuña cometió un delito por el que nunca fue procesada y los derechos de Roldós fueron vulnerados impunemente. Ella es la nueva Vicepresidenta de la República.

4Pelagatos pidió a Martha Roldós su testimonio sobre ese episodio. Este es su relato:

“Todo esto pasó en el marco de una marcha indígena que hubo en el 2015. La marcha venía del sur y se dirigía a Quito. En un grupo de Guayaquil decidimos llevar víveres a los indígenas y encontrarlos en el camino. Yo iba en el grupo del magisterio donde había gente de la Unión Nacional de Educadores. Habíamos conseguimos un camioncito que se quedaba dañado a cada rato lo que hizo que el viaje, que debía durar tres horas, se demoró como ocho. En medio ese viaje íbamos conversando, en confianza, con algunos maestros y como estaba muy cansada dije algo así como que quería irme a la playa y me referí una manera inadecuada a una persona a la que no nombré.  

“Luego de algunos días apareció una grabación de esta conversación. María Alejandra Vicuna dijo que se la había entregado una asesora mía. La señora armó un cuento para justificar cómo había conseguido una grabación que no podía haberla obtenido legalmente. A partir  de una frase mía en la que yo decía que estaba cansada y que quería irme a la playa, y en la que me refería de una manera inadecuada sobre una persona a la que no nombré, ella quiso montar un operativo de persecución.

Leer más aquí

Fuente Original

Tweets