Noticia

El épico caso de contaminación petrolera contra Chevron ante la Corte Suprema de Canadá

Bloomberg Businessweek - Paul M. Barrett 12/12/2014

Campesinos ecuatorianos intentan ejecutar la multimillonaria sentencia que obtuvieron en su país en 2011. Chevron (CVX), contra quien fuera impuesta dicha sentencia, afirma que nunca pagará un solo centavo del veredicto que la compañía desprecia, afirmando que es una farsa total. Chevron sostiene que el principal abogado de los demandantes, el neoyorquino Steven Donziger, es un extorsionador y que en cualquier caso, no es responsable por la contaminación de la que se acusa a la compañía

Algo de antecedentes: El caso se inició en Nueva York en 1993, cuando Donziger y otros abogados entablaron una demanda en contra de Texaco a nombre de miles de pobres campesinos y miembros de grupos indígenas en el noreste ecuatoriano. Luego de nueve largos años de disputas procesales, Texaco convenció a las cortes de los Estados Unidos de que desecharan el caso. Chevron, compañía que adquirió Texaco en el 2001, asumió que el tema de la responsabilidad ambiental había sido superado; sin embargo, estaba equivocada.

En el 2003 Donziger volvió a presentar la demanda ante una corte provincial en el Ecuador y ocho años más tarde él y su equipo de abogados ecuatorianos y activistas ganaron una asombrosa sentencia por 19.000 millones de dólares. La Corte Suprema de Justicia del Ecuador confirmó la responsabilidad de Chevron, aunque redujo el monto por daños a cerca de 9.500 millones.

Chevron se rehusó a pagar. Insistió en que en los 90, Texaco había completado una limpieza parcial por la que recibió una liberación legal completa de parte del gobierno del Ecuador. Más aún, Chevron dijo que cualquier contaminación remanente era de responsabilidad de Petroecuador, la compañía estatal petrolera ecuatoriana. Finalmente, Chevron enjuició a Donziger y a sus clientes otra vez en Nueva York, acusando al abogado de maquinar y producir una sentencia falsa basada en evidencia fabricada, coerción y soborno. Un juez federal en Manhattan le dio la razón a la compañía petrolera americana y en marzo de 2014 determinó que Donziger era legalmente responsable bajo la ley RICO que persigue la asociación ilícita para delinquir y los actos de corrupción.

Los abogados corporativos predicen que la maniobra RICO, que podría dar un giro al caso, se convertirá en una nueva estrategia para las compañías que enfrentan grandes sentencias de dudosa proveniencia.

Chevron no tiene activos en el Ecuador pero sus subsidiarias si tienen miles de millones en activos en Canadá; por lo tanto, el equipo de Donziger ha entablado una demanda en ese país, en busca de ejecutar la sentencia ecuatoriana y vender los oleoductos, equipos de perforación y otros activos de Chevron. Antes de que un juez de primera instancia en Canadá aborde el tema de la validez de los procesos ecuatorianos, que con toda seguridad Chevron impugnará haciendo referencia al veredicto emitido en Nueva York bajo la ley RICO, la Corte Suprema de Canadá deberá pronunciarse respecto de una cuestión altamente técnica relativa al derecho corporativo.

¿Es posible que Chevron Corp., la empresa matriz y acusada en el juicio ecuatoriano, sea llevada ante las cortes en Canadá cuando de manera formal Chevron opera a través de una subsidiaria llamada Chevron Canada Limited? Efectivamente, esto suena más a una pregunta de un examen en una escuela de derecho que a una búsqueda efectiva de la justicia. ¡Bienvenidos al maravilloso mundo de los litigios jurisdiccionales!

En un correo electrónico Karen Hinton, la vocera de Donziger, acusó a Chevron de explotar “un obstáculo jurisdiccional que podría cerras las cortes canadienses a las comunidades indígenas que buscan ejecutar su sentencia por 9.500 millones en contra de la compañía”.

En un duelo a través de correos electrónicos, el vocero de Chevron Morgan Crinklaw sostuvo que “Chevron Corp. y Chevron Canada Limited esperan demostrar a la Corte Suprema del Canadá que el tribunal de primera instancia de Ontario no tiene jurisdicción para conocer la acción presentada por los demandantes ecuatorianos”.

Si la tesis de Donziger prevalece, la rama canadiense del caso volvería a juicio en Ontario, punto en el cual Chevron enarbolará la sentencia del juicio RICO tachando a Donziger de estafador. (Donziger niega haber obrado indebidamente y ha apelado la sentencia del caso RICO emitida en Nueva York). Por otro lado, si prevaleciera la tesis de Chevron respecto de la jurisdicción canadiense, Donziger procederá con acciones independientes de ejecución de la sentencia que aún están pendientes en Argentina y Brasil.

Si esto suena a un cuento de nunca acabar, efectivamente es un pronóstico acertado. Más de dos décadas de batallas legales no han logrado que se remueva un solo barril de petróleo de la selva tropical, o que se construya un solo centro médico en la zona. Existen alternativas a la maquinaria de pleitos (me he referido a una aquí), pero parece que los abogados litigantes no están interesados en alcanzar una solución, por lo menos no en esta vida.

Esta es una traducción no oficial realizada por Chevron. El artículo original en inglés pude ser visto aquí

Fuente Original
Compartir: