Noticia

STJ de Brasil rechaza intento de homologación de sentencia extranjera que condenó a Chevron en Ecuador

Extra Globo - Ricardo Brito 07/12/2017

BRASILIA (Reuters) - La Corte Especial del Superior Tribunal de Justicia (STJ por sus silgas en portugués) rechazó la noche del miércoles una petición de homologación de sentencia extranjera en la que la Justicia de Ecuador había condenado a la petrolera estadounidense Chevron al pago de una indemnización de 9.500 millones de dólares.

El caso --que llegó al STJ en junio de 2012-- se refiere a una sentencia ecuatoriana en la que Texaco, compañía que fue comprada por Chevron, fue acusada de contaminar un área de exploración petrolífera de la Amazonía de aquel país.

Los jueces del STJ decidieron rechazar la petición por unanimidad, según el voto del juez ponente, Luís Felipe Salomão. Los principales argumentos del juez ponente son que hubo ausencia de jurisdicción de la Justicia brasileña y falta de interés para ejecutar la demanda, y la de que la demanda contiene “sospechas fundamentadas de ilegalidad”.

“"Las cortes alrededor del mundo continúan rechazando los intentos de lucrarse de esta fraudulenta sentencia”, dijo R. Hewitt Pate, vicepresidente jurídico y gerente legal de Chevron en un comunicado.

“"La decisión de ayer refuerza nuestra creencia de que cualquier jurisdicción que respete el estado de derecho encontrará que la sentencia ecuatoriana es ilegítima e inejecutable”.

El juez del STJ citó una opinión del Ministerio Público Federal, favorable a la demanda de Chevron, en que habría “graves indicios de corrupción” en el proceso ecuatoriano, constatados por la Justicia estadounidense. En Estados Unidos, sede de la compañía, hubo rechazo de las demandas.

El caso fue interrumpido en octubre, tras una petición de vista de la jueza Nancy Andrighi. Fue reanudado el miércoles con el voto de Andrighi y de los demás jueces, acompañando los argumentos de Salomão.

Peticiones de homologación de la sentencia en Argentina, Canadá y Gibraltar también fueron presentadas, pero no prosperaron, según fuentes cercanas a la compañía informaron a Reuters.

Chevron ubicó una oficina de Exploración y Producción de Petróleo en Río de Janeiro en 1997, siguiendo la decisión del gobierno brasileño de abrir el sector a inversiones privadas.

En la actualidad, según información de su sitio, la compañía tiene participación en tres proyectos de exploración en aguas profundas en Brasil: un 51,74 por ciento en el Campo Frade, donde opera desde 2009; un 37,5 por ciento en Papa-Tierra (no operadora); y un 30 por ciento en Maromba (no operadora) --todos en la Cuenca de Campos. La compañía también adquirió el bloque CE-M 175 en Ceará en 2013, en asociación con Ecopetrol.

A principios de la década, la compañía sufrió con las consecuencias de un derrame de petróleo en el Campo de Frade. Tras solicitudes de indemnizaciones multimillonarias, el caso se cerró con un término de ajuste de conducta, en el que la compañía se comprometió a invertir en medidas de compensación ambiental.

Esta es una traducción no oficial realizada por Chevron. El artículo original en portugués puede ser visto aquí.

Fuente Original
Compartir: