El volcán Reventador: ‘Guardián del Dorado’

13/11/2017 El Comercio

Tiene una altitud de aproximadamente 3 600 metros y un diámetro de 17 kilómetros y es una de las elevaciones más activas del arco volcánico ecuatoriano

Foto: El Comercio

Foto: El Comercio

Es quizás uno de los volcanes ecuatorianos de los cuales menos se conoce su historia. Se ubica aproximadamente a 90 kilómetros de Quito y a 53 de Baeza, entre las provincias de Napo y Sucumbíos.

Tiene una altitud de aproximadamente 3 600 metros y un diámetro de 17 kilómetros y es una de las elevaciones más activas del arco volcánico ecuatoriano; es, a su vez, uno de los más alejados de su fosa magmática. Está emplazado en la zona subandina, la cual es producto de fallas de cabalgamiento que permitieron el paso del magma, dando lugar a la formación de otros volcanes como el Sumaco, el Yanayacu y el Pan de Azúcar.

Este complejo volcánico está compuesto por dos edificios: uno antiguo que ha sufrido dos colapsos sectoriales que han dejado un gran escarpe de deslizamiento; y el cono actual que ha crecido dentro del anfiteatro dejado por dichos deslizamientos. Las lavas de la cúspide son andesitas y andesitas basálticas. El cono tiene forma alargada hacia el este, con pendientes de hasta 34° (Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional, informe del 30 de octubre del 2017).

Leer más aquí

Fuente Original

}