Las mafias explotan sexualmente a extranjeras

20/03/2017 El Comercio - Fernando Medina

La gobernadora de Sucumbíos, Nancy Ajila, reconoce esta situación. Dice que en esta provincia operan 34 centros de tolerancia y que los controles a esos sitios son constantes.

Es mediodía y el calor en el poblado fronterizo Lago Agrio es intenso. Las 18 mesas ubicadas en el galpón donde funciona el burdel están copadas. La gente ha entrado desde las 10:00.

El sitio es oscuro, no tiene ventanas y las luces amarillas, verdes y rojas de neón apenas iluminan una parte del salón.

La bachata se escucha a alto volumen y el aire a condicionado no basta para aplacar el calor. Los clientes beben cerveza, agua y energizantes.

Junto a cada puerta de los pequeños cuartos aparecen mujeres con escotes y tacones. La mayoría ha llegado de Colombia luego de cruzar la frontera a pie, en taxis o en motos y dicen que vinieron voluntariamente, que nadie las obligó.

Pero los agentes saben que en lugares como estos operan mafias relacionadas con la trata de personas, que traen a jóvenes desde Colombia y las explotan sexualmente en Ecuador. Sin embargo, las chicas no denuncian por temor.

Leer más aquí

Fuente Original

}