Politica y Economía

Microfisuras y fisuras, en dos áreas sensibles del Coca Codo

14/05/2018 El Comercio - Mayra Pacheco

El Gobierno actual ha resuelto no recibir la obra hasta que se cumplan los requerimientos del contrato.

La hidroeléctrica entró en operación a fines del 2016, pero aún no ha sido entregada formalmente. Los técnicos todavía evalúan su funcionamiento.  Foto: El Comercio

La hidroeléctrica entró en operación a fines del 2016, pero aún no ha sido entregada formalmente. Los técnicos todavía evalúan su funcionamiento. Foto: El Comercio

A un año y medio de haber entrado en funcionamiento, en la principal hidroeléctrica del país, Coca Codo Sinclair, se evidencian defectos en dos partes de su infraestructura. Se han detectado microfisuras y fisuras en áreas sensibles que soportan grandes presiones a causa del caudal.

Los defectos están al final de la tubería de presión, que conduce el agua desde un embalse ubicado en la parte alta hacia de una zona denominada casa de máquinas -que está 620 metros hacia abajo-; y en los distribuidores, que receptan el caudal que viene con fuerza por la caída (ver gráfico).

El Ministerio de Hidrocarburos y Electricidad informó que la empresa pública Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec EP), responsable de la operación de esta central hidroeléctrica, ha notificado “la existencia de microfisuras al final de la tubería de presión”.

Allí se forman ocho ramales que se conectan con válvulas esféricas y luego con distribuidores del agua que va a las turbinas que producen la energía.

Leer más aquí

Fuente Original