Cultura y Turismo

Sucumbíos, Imperio del tigre

09/07/2018 El Comercio - Amilcar Tapia Tamayo

Los primeros religiosos en misionar tierras de Quijos y Sucumbíos, fueron los jesuitas, que llegaron a esta región en 1611

Foto: El Comercio

Foto: El Comercio

La historia primigenia de la actual provincia de Sucumbíos es una de las más complejas y desconocidas dentro del quehacer investigativo nacional. Pocos son los estudios históricos realizados desde el punto de vista documental, debido a que las fuentes de consulta son muy dispersas; y, más aún, difíciles de acceder por cuanto se hallan generalmente en archivos eclesiásticos. Los religiosos dejaron sus memorias escritas sobre todo en los siglos XVII al XIX, pero que nunca fueron divulgadas por razones propias de su naturaleza clerical.

Al revisar la bibliografía correspondiente al período colonial, se conoce que los primeros españoles en llegar a estas tierras, a las que llamaron “Quijos” y fueron descubiertas por Pizarro y Pineda, formaron la gobernación del mismo nombre, compuesta por los pueblos de Baeza, Archidona, Aguarico y Canelos, la cual fue dada al Capitán Egidio Ramírez Dávalos. Este fundó una ciudad llamada Quijos, de corta duración (Pío Jaramillo Alvarado, La Presidencia de Quito, Quito, Editorial El Comercio, 1938, p. 82).

En 1587, Francisco Pérez de Quezada sojuzgó a los indios mocoas y sucumbíos, fundando además la ciudad de Esija, de efímera duración. Los primeros religiosos en misionar tierras de Quijos y Sucumbíos, fueron los jesuitas, que llegaron a esta región en 1611 (Lucas Espinosa Pérez, Contribuciones linguísticas y etnográficas…, Tomo I. Madrid, 1955, p. 43). Más tarde se ven obligados a regresar al Napo debido al fracaso de la misión entre los nativos luego de la muerte del padre Rafael Ferrer a manos de “infieles” de la región. El padre Ferrer fue artífice de esta gran tarea.

Leer más aquí

Fuente Original