Yani es aventura y naturaleza

11/09/2017 El Comercio

En algunos tramos, el paso del afluente se estrecha tanto que forma una especie de tobogán natural, por donde atraviesan el agua agitada y los bañistas que disfrutan de lo extremo.

Foto: El Comercio

Foto: El Comercio

Los pies de Rosalina Cerda y Hugo Andi conocen bien las riberas del río Yani. Pueden bajar corriendo entre las rocas y caminar por el sendero, aguas arriba, guiando a los turistas que recorren parte de las 120 hectáreas del bosque que ellos y su familia protegen.

Han hecho el mismo recorrido desde hace 30 años, y hace dos pusieron en marcha un proyecto de ecoturismo comunitario, que involucra a 34 personas de la comunidad que lleva el mismo nombre. En el día caminan hasta 10 veces por esta ruta llena de colorido y de paisajes exóticos.

En algunos tramos, el paso del afluente se estrecha tanto que forma una especie de tobogán natural, por donde atraviesan el agua agitada y los bañistas que disfrutan de lo extremo.

Leer más aquí

Fuente Original

}