Ecuador en las Noticias

263 familias siguen esperando una casa tras el terremoto en Manabí

El Comercio 10/12/2019

En el barrio Paz y Progreso, de la parroquia Tonsupa, las casas permanecen con el sello o semáforo de afectación que fueron puestos hacer tres años, para su intervención. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

En el barrio Paz y Progreso, de la parroquia Tonsupa, las casas permanecen con el sello o semáforo de afectación que fueron puestos hacer tres años, para su intervención. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

Un grupo de 86 familias de Tonsupa, en Atacames, no pasará otro invierno en medio del lodo. Ellos recibieron una casa ecológica tras el sismo de 5.7 grados que ocurrió el 19 de diciembre del 2016.

Estos eventos ocurrieron ocho meses después del terremoto que azotó a Manabí.

Olga Cruz, del barrio Los Albergues, perdió por completo su casa de hormigón. Durante dos años vivió en una carpa junto a los escombros de su antigua vivienda. Allí puso plásticos para que viviera su hija. Hace dos meses recibieron dos casas de bambú, construidas con aportes externos.

Esas viviendas las levantaron voluntarios de la Fundación Raíz y su programa Caem­ba, que entrega casas de bambú a los damnificados.

Ana Alcívar tiene su casa ecológica en el barrio Bendición de Dios, donde vive con sus cuatro hijos. Durante 14 meses vivió en un albergue.

En otra de esas viviendas de 3x3 m están Yuli Loor y sus dos hijos. “De no haber sido por la Fundación Raíz aún estuviéramos en carpas”, dice Loor, quien perdió toda su casa.

Michell Proaño contó que en el tiempo que vivieron en las carpas padecieron enfermedades en la piel por el calor y por el polvo. Ahora lo que necesitan es agua permanentemente, un sistema de alcantarillado y que se asfalten las vías. Ahí usan pozos sépticos.

Leer más aquí

Fuente Original