Ecuador en las Noticias

Abacá: esclavitud moderna en los campos de Ecuador

105 trabajadores y extrabajadores rechazan la violación de sus derechos laborales y básicos. El gerente de la empresa se defiende.

Plan V - Diego Cazar Baquero y Susana Morán 19/02/2019

La máquina desfibradora retira el exceso de agua del abacá. Pero un hilo de abacá puede convertirse en una navaja. Muchos se han mutilado en ese proceso. No cuentan con indumentaria adecuada. Foto: Plan V

La máquina desfibradora retira el exceso de agua del abacá. Pero un hilo de abacá puede convertirse en una navaja. Muchos se han mutilado en ese proceso. No cuentan con indumentaria adecuada. Foto: Plan V

El abacá o cáñamo de Manila es considerado una de las fibras del futuro. Ecuador es el segundo productor mundial de esa materia prima, después de Filipinas, y solo en 2018 exportó hacia Estados Unidos, Europa y Asia 7.233 toneladas del producto, por un valor de 17,2 millones de dólares. Pero en los campos de la empresa Furukawa, en la costa ecuatoriana, hombres, mujeres y niños producen abacá en condiciones precarias. 105 trabajadores y extrabajadores rechazan la violación de sus derechos laborales y básicos. El gerente de la empresa se defiende.

En Ecuador, en el lenguaje popular, se les dice ‘mochos’ a quienes les falta una parte del cuerpo a causa de algún accidente. En las haciendas de la empresa Furukawa Plantaciones C.A. del Ecuador trabajan muchos abacaleros con huellas de mutilaciones producto de su trabajo. “Pierna mocha, mano mocha”, dicen ellos, para explicar los riesgos que corren al procesar el abacá sin seguridad alguna, sin implementos adecuados y sin protección para un trabajo de tan alto riesgo.

Furukawa es una empresa de capital japonés establecida en la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas hace 55 años, pero cuenta con 32 haciendas que ocupan una superficie de 2.300 hectáreas repartidas en esa y en dos provincias más, Los Ríos y Esmeraldas. Aunque su gerente, Marcelo Almeida Zúñiga, confirma que registra en su nómina a 198 empleados, la cantidad de trabajadores que extraen abacá en sus plantaciones para venderlas a la empresa, sin vínculos laborales legales, es mucho mayor.

Leer más aquí

Fuente Original