Ecuador en las Noticias

Correa y el correísmo: no tan populares como se pintan

“Y no se puede negar que Correa y todo el aparato de troles y activistas del correísmo hicieron amplia campaña por esos candidatos”

4Pelagatos - Martín Pallares 28/03/2019

Foto: 4Pelagatos

Foto: 4Pelagatos

48 horas luego de las elecciones del 24M, Pabel Muñoz flanqueado por sus compañeros de la bancada correísta salió a repetir lo que sus coidearios y muchos otros que no lo son dijeron poco después de conocidos los resultados electorales. Es decir que el correísmo había triunfado y que Rafael Correa se había consolidado como el político más influyente del país. El cometido de Muñoz debe haber sido mantener vivo en el debate nacional la aparente certeza de que Correa y el correísmo habían sido los grandes triunfadores de la jornada. Una certeza que con las horas empezó a desvanecerse porque no fueron pocos los que observaron que las cifras no permitían llegar a esa conclusión. Se equivocaron correístas exultantes, los anti correístas alarmados y aquellos que dicen que el correísmo fue el gran triunfador y que Correa fue la figura determinante de estas elecciones.

Si bien las listas 5 de Correa ganaron dos prefecturas importantes del país, la de Pichincha y la de Manabí, así como también consiguieron mayoría de concejales de Quito, lo cierto es que no ganaron una sola alcaldía en las 10 ciudades más importantes del país. Y si bien es cierto que la ultra correísta Luisa Maldonado quedó segunda en las elecciones para la alcaldía de Quito, no es menos cierto que apenas tuvo un 18% del electorado. Muchos han dicho que ese porcentaje bajo se debe a que hubo muchos más candidatos y que el voto se dispersó, pero el caso de Maldonado es distinto: si hay un voto que no se dispersa es precisamente el del correísmo duro.

Leer más aquí

Fuente Original