El Oriente

Dendroenergía como potencial energético en el sector agrícola del Ecuador

La dendroenergía es toda la energía obtenida a partir de biocombustibles sólidos, líquidos y gaseosos primarios y secundarios derivados de los bosques, árboles y otra vegetación de terrenos forestales.

- Oscar Estévez, Analista Técnico IIGE 29/12/2020

La dendroenergía es toda la energía obtenida de biocombustibles sólidos, líquidos y gaseosos primarios y secundarios derivados de los bosques, árboles y otra vegetación. Foto: TW Energy

La dendroenergía es toda la energía obtenida de biocombustibles sólidos, líquidos y gaseosos primarios y secundarios derivados de los bosques, árboles y otra vegetación. Foto: TW Energy

La dendroenergía es toda la energía obtenida a partir de biocombustibles sólidos, líquidos y gaseosos primarios y secundarios derivados de los bosques, árboles y otra vegetación de terrenos forestales. Entre la parte solida se encuentran la leña y carbón vegetal, para la parte líquida están el licor negro, metanol y aceite pirolítico y, para la parte gaseosa, los gases procedentes de la gasificación de estos combustibles.

La dendroenergía ha sido usada por la humanidad desde la aparición del fuego, incluso hoy en día la dendroenergía representa un 5% a 9%, aproximadamente, del suministro total de energía primaria y la leña constituye la fuente más importante de dendroenergía, según un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en 2014. Sin embargo, su importancia en relación con el suministro total de energía difiere mucho según los países y regiones. Por ejemplo, la dendroenergía (sobre todo leña) representa más de los dos tercios del STEP (Suministro Total de Energía Primaria) que es el suministro de combustibles no transformados, por ejemplo, petróleo, gas y carbón sin incluir la producción de los tipos refinados o convertidos de energía, como la gasolina y electricidad, en la República del Congo, Eritrea, Etiopía, Mozambique y la República Unida de Tanzania y, en más de la mitad en Haití, Nepal y el Paraguay.

Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), esta fuente de energía es básica para más de 2.000 millones de personas de todo el mundo, en especial, en los países menos desarrollados, que la utilizan para cocinar y calentarse; así, en África representa el 23% del suministro total de energía primaria; en América Latina y el Caribe el 13% y, en Asia y Oceanía el 5%. En estos países también se utiliza para actividades comerciales como secado de pescado, cura de tabaco o quema de ladrillos.

Para tener una perspectiva más amplia de la gama de residuos aprovechables de esta biomasa tenemos la siguiente tabla:

Tabla 1: Distintos tipos de biomasa residual:

Biomasa Tipo de residuo
Residuos forestales

Restos de aserrío: corteza, aserrín, astillas.

Restos de ebanistería: aserrín trozos, astillas.

Restos de plantaciones: ramas, corteza, raíces.

Residuos agropecuarios

Cáscara y pulpa de frutas y vegetales.

Cáscara y polvo de granos secos (arroz, café).

Estiércol.

Residuos de cosechas: tallos y hojas, cáscaras, maleza, pastura.

Residuos industriales

Pulpa y cáscara de frutas y vegetales.

Residuos de procesamiento de carnes.

Aguas de lavado y precocido de carnes y vegetales.

Grasas y aceites vegetales.

Residuos urbanos

Aguas negras.

Desechos domésticos orgánicos (cáscaras de vegetales).

Basura orgánica (madera).

Fuente: Introducción a la dendroenergía, Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura Buenos Aires, 2020

Según informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO, los expertos señalan que la dendroenergía tendrá un mayor uso en los próximos años, gracias a sus diversas ventajas: proporciona energía asequible y seguridad alimentaria, en especial en zonas rurales y países en desarrollo; genera riqueza y puestos de trabajo; permite un mejor uso de las tierras no productivas, contribuye a reducir la dependencia hacia los combustibles fósiles y sus inconvenientes, como la contaminación o el cambio climático.

Además, es importante tener en cuenta el porcentaje de uso que se está dando a la dendroenergía para la generación eléctrica, en países como España, el cual esta adelantado en relación con nuestro país en aplicaciones y usos de la biomasa y dendroenergía.

Figura 1: Biomasa para generación eléctrica, distribución de la potencia eléctrica instalada 501 MWe excepto biogás.

Fuente: Cogeneración con Biomasa en España, ACOGEN 2020, Datos Comisión Nacional de Energía CNE 2010.

Por lo que se observa en la figura, gran parte de la dendroenergía (11% de toda la biomasa) es aprovechable para generación de energía eléctrica, lo que en nuestro país podría volverse en una valiosa fuente de energía renovable. Cabe mencionar que la industria de la caña de azúcar está aplicando la cogeneración para producir alrededor de 144MW mediante el bagazo de caña de azúcar, lo cual es un ejemplo del potencial de aprovechamiento residual de la dendroenergía en Ecuador.

Tabla 2: Producción y residuos de los principales productos agrícolas generados del Ecuador.

PRODUCTO

PRODUCCIÓN ABSOLUTA (t/año) o (cabezas/año)

RESIDUOS (t/año)

CACAO

                              162.724,77

       2.014.727,89

VACUNO LECHE

                                    425.757

                323.234

BANANO

                          7.410.823,66

       4.891.143,61

MAÍZ DURO

                              776.121,04

          349.254,47

PLATANO

                              430.743,94

          284.291,00

PALMA AFRICANA

                          2.673.008,97

       6.837.070,23

CAFÉ

                                15.010,67

             81.342,81

CAÑA DE AZÚCAR

                          4.904.507,87

          784.721,26

ARROZ

                          1.564.241,07

       2.101.948,94

PORCINO

                                      33.027

                     9.181

PALMITO

                              183.857,06

          447.140,38

FORESTAL

                                63.510,49

          136.547,55

PIÑA

                                  6.548,28

               6.269,98

AVICOLA

                                4.353.605

                   80.899

Fuente: Datos Atlas Bioenergético del Ecuador 2014.

Debido a la cantidad de residuos generados en diferentes tipos de actividades agrícolas en nuestro país, es importante desarrollar un sistema de gestión y aprovechamiento de estos residuos y de esta manera reducir el consumo de combustibles fósiles, además, la dendroenergía (forestal: 136547,55 t/año) representa una fuente amplia de residuos, los cuales para poder darles una gestión adecuada se requiere de un sistema de recolección y clasificación para luego utilizar algún proceso de aprovechamiento energético (dependiendo del tipo de residuo) y obtener energía limpia y constante.