Ecuador en las Noticias

El caso Gabela trae un terremoto político

Si se llega a confirmar lo que la defensa de la familia Gabela sostiene –sobre las actas y en la actuación del Comité– el sacudón político para el gobierno de Moreno sería gigantesco.

4Pelagatos - Martín Pallares 08/06/2018

Foto: 4Pelagatos

Foto: 4Pelagatos

Las posibilidades de establecer que el general Jorge Gabela no fue asesinado por la delincuencia común, como sostuvo a rajatabla el gobierno de Rafael Correa, y de conocer los nombres de los autores intelectuales de ese crimen están más cerca que nunca. Y si aquello llega a producirse, un terremoto político e institucional de proporciones sacudirá al país.

Para que todo esto ocurra basta con encontrar dos cosas que han desaparecido de la forma más misteriosa en manos de las instituciones del Estado: el informe completo de la investigación hecha por el @@perito@@ argentino Roberto Meza y 75 actas del Comité Interinstitucional que Rafael Correa ordenó, en 2012, que se conforme para investigar el crimen. La primera cosa desapareció de la Presidencia de la República y la segunda del Ministerio de Justicia; instituciones que podrían responder por lo ocurrido ya que la justicia, ahora sin las presiones correístas, está pidiendo esos documentos. En esos dos documentos –a los que habría que sumar otras actas de la Asamblea Nacional y de la Fuerza Aérea Ecuatoriana– están las grandes claves del crimen del general Gabela, asesinado en el 2010 cuando denunciaba irregularidades en la compra de los helicópteros Dhruv de fabricación india, que terminarían accidentándose más tarde.

La inminente declaración del @@perito@@ argentino Meza, que hasta hace poco era impensable, resolverá el misterio que existe alrededor del contenido de la parte final de su informe y al que se lo conoce como “tercer producto”.  Meza ha sido llamado a declarar por la Fiscalía que, desde que ya no tiene un fiscal titular vinculado al anterior gobierno, aparentemente ha decidido ir hasta el fondo en las investigaciones. El tema es relevante porque si él redactó un “tercer producto” es porque, de acuerdo al plan de trabajo que él mismo delineó, había evidencias de que el crimen no fue cometido por la delincuencia común, como sostuvo el correato, sino por las denuncias que Gabela hizo sobre la compra de los helicópteros Dhruv de fabricación india. En ese informe, que ha desaparecido de la Presidencia, están además los nombres de los posibles autores intelectuales del crimen.

Leer más aquí

Fuente Original