Ecuador en las Noticias

El dudoso legado intelectual del programa Prometeos del correísmo

Según un reporte de la Secretaria de Educación Superior (SENECYT), el Ecuador recibió hasta octubre de 2017 a por lo menos 848 investigadores extranjeros

Plan V 03/03/2020

Twitter Proyecto Prometeo

Twitter Proyecto Prometeo

Casi mil académicos extranjeros traídos durante el correísmo al Ecuador, con la supuesta misión de elevar el nivel académico, abrir el camino del cambio de la matriz productiva y sentar una escuela usaron su paso por el país, becados por nuestro Gobierno, para mejorar sus posiciones en las universidades del exterior a donde retornaron.

La idea de traer científicos extranjeros al Ecuador en una suerte de "misión civilizadora" no es nueva. En 1869, el presidente Gabriel García Moreno pidió a la Iglesia católica el envío de sacerdotes europeos para instalar la Escuela Politécnica Nacional y contribuir a elevar el nivel científico del Ecuador. Muchos de esos curas, jesuitas en su mayoría, se quedaron en el país y murieron aquí, cumpliendo su tarea de organizar la Escuela Politécnica. Sus nombres se recuerdan hasta hoy: el alemán Juan Bautista Menten, el alemán Teodoro Wolf y el italiano Luis Sodiro.

El correísmo no se quiso quedar atrás, y concibió su propio programa: Prometeos. Desde el nombre, la figura mítica que robó el fuego de los cielos para dárselo a los hombres, se evidencia el afán del correato de repartir favores a la academia mundial, en especial a la progresista, a la que tenia convencida de que su régimen era una auténtica revolución de izquierda, empeñada en cambiar el país. Las relaciones con intelectuales de izquierda, sobre todo de España, se iniciaron en los primeros días del correato como consultorías puntuales, y fueron tomando forma más compleja con los "prometeos".

Las cifras del programa Prometeo son millonarias. El Gobierno terminó el programa, que inició en 2013, a finales de 2017. En total, según un reporte de la Secretaría de Educación Superior (Senescyt), el Ecuador recibió hasta octubre de 2017 a por lo menos 848 investigadores extranjeros, en su gran mayoría científicos y profesores de universidades de varios países del mundo, sobre todo especializados en ciencias sociales, matemáticas, estadística y ciencias naturales.  670 se integraron a universidades y centros de estudios, mientras otros 178 trabajaron en distintas entidades del Gobierno. En los dos últimos años del correato, la popularidad del programa entre la academia extranjera decayó de manera considerable.

Leer más aquí

Fuente Original