El Oriente

El petróleo convive en selva que no puede tocarse en Ecuador

Lo negativo es que el documento también da paso a la instalación de “plataformas de perforación y producción de hidrocarburos” en toda la franja de 10 km que bordea la ZITT.

El Universo 03/06/2019

Foto: El Universo

Foto: El Universo

El Decreto Nº 751 que el presidente de la República, Lenín Moreno, firmó el 21 de mayo tiene dos caras. Primero amplía en 60.450 hectáreas (ha) hacia el noroccidente los límites de la Zona Intangible Tagaeri-Taromenane (ZITT), esa porción de selva entre las provincias de Orellana y Pastaza que en teoría no puede tocarse para garantizar la supervivencia de los pueblos indígenas en aislamiento voluntario (PIAV).

Lo negativo es que el documento también da paso a la instalación de “plataformas de perforación y producción de hidrocarburos” en toda la franja de 10 km que bordea la ZITT. Es una extensión de 396.025 ha denominada como zona de amortiguamiento, cuya función es actuar de barrera para frenar afectaciones dentro de un área protegida. Esta decisión es rechazada por los ambientalistas y dirigentes indígenas.

Hasta antes del decreto, la declaratoria de interés nacional de octubre del 2013 de la Asamblea dio paso a la explotación petrolera, pero solo y exclusivamente en las partes de los bloques 31 y 43 (este último conocido como ITT) que están dentro del Parque Nacional Yasuní (PNY) y de la ZITT.

Leer más aquí

Fuente Original