El Oriente

El sector petrolero nacional enfrenta números rojos en todas sus actividades

Un semestre con saldo negativo. La demanda de derivados cayó y la rotura del SOTE frenó la transportación

Expreso 23/07/2020

Foto: Expreso

Foto: Expreso

Todos los datos son negativos. El principal generador de recursos para el Gobierno ecuatoriano -a más del endeudamiento y la recaudación de impuestos- es el petróleo. En el primer semestre del año, sin embargo, ese producto ha tenido uno de sus momentos más bajos.

No se trata solo de la caída de precios en el mundo por la pandemia de COVID-19. También hubo problemas en transporte, refinación, comercialización y hasta demanda del crudo y sus derivados.

El reporte estadístico mensual de la empresa pública Petroecuador muestra, por ejemplo, que las fallas en el Sistema de Oleoductos Transecuatoriano (SOTE) tuvieron un costo elevado. En el primer semestre del año se transportaron 79 millones de barriles de petróleo. En el mismo periodo, pero de 2019, el crudo movilizado llegó a 94,8 millones. Una contracción de 16,6 %.

Esta disminución responde, explica Petroecuador, al hundimiento de tierra en el sector de San Rafael, en el límite entre Napo y Sucumbíos. Eso provocó la rotura de los oleoductos y del Poliducto Shushufindi-Quito.

Leer más aquí.

Fuente Original