Ecuador en las Noticias

El testimonio en la distancia frustrado de Odebrecht

Moreno dice que no contratará con la brasileña. Fiscalía convoca al abogado del caso Chevron.

Expreso - Carlos Roberto Rueda 06/09/2019

Foto: Expreso

Foto: Expreso

El testimonio adelantado por vía telemática del exgerente financiero de Odebrecht en Ecuador, Geraldo de Souza, no pudo ser escuchado ayer en la Corte Nacional de Justicia (CNJ) dentro del caso Sobornos 2012-2016.

El antiguo directivo de la constructora brasileña fue citado en el Consulado de Ecuador en Sao Paulo como testigo de la Fiscalía General. Él pidió comparecer de esta forma porque cree que si el caso llega a etapa de juzgamiento no podrá acudir físicamente.

Cuando la jueza de la CNJ, Daniella Camacho, se aprestaba a escuchar lo que tenía que decir de Souza el abogado Jorge Ortega, que patrocina al exministro de Obras Públicas, Walter Solís, pidió que se leyeran los motivos exactos para hacer esta concesión.

Según De Souza, se encuentra trabajando para una empresa que, en cualquier momento, le envía a zonas lejanas de Brasil en las que a veces no hay señal de internet para comunicarse. “¿Está siendo procesado por algún caso en Brasil? ¿Cumple pena privativa de libertad? ¿Es testigo protegido?”, preguntó la jueza Camacho recibiendo en todos los casos como respuesta un ‘no’. Esto dejó claro que su justificación no se ajusta a ninguna de las previstas en el Código Orgánico Integral (COIP) para receptar un testimonio por vía telemática.

Previamente, De Souza le dijo a la Fiscalía que conocía a Pamela Martínez en la época que trabajaba como asesora del expresidente Rafael Correa. Dijo que fueron presentados por su entonces jefe inmediato José Conceição Santos y que en varias ocasiones visitó la oficina de Martínez, por disposición de Santos, y le entregó sobres de los que desconocía su contenido.

Ayer se pudo conocer que, dentro de este caso, la Fiscalía receptará hoy la versión libre y voluntaria de Pablo Fajardo, quien fue uno de los abogados que patrocinó a los indígenas amazónicos en una demanda contra Chevron.

Leer más aquí

Fuente Original