Ecuador en las Noticias

Espionaje a detractores del correísmo se fraguó desde el ECU-911 y Senain

Según una investigación del The New York Times, el sistema es similar al que se aplica en China.

La Hora 25/04/2019

OPERACIONES. En las salas de operaciones del ECU-911 operan varios organismos de seguridad. Foto: La Hora

OPERACIONES. En las salas de operaciones del ECU-911 operan varios organismos de seguridad. Foto: La Hora

Una investigación del The New York Times revela que durante el mandato del expresidente Rafael Correa, el Sistema Integrado de Seguridad ECU-911 fue utilizado con fines políticos y que desde ahí se espiaron a detractores del régimen.

La publicación que salió a la luz ayer, reveló uno de los ejemplos del espionaje correísta. De acuerdo a la información, Mario Pazmiño, un coronel retirado del Ejército fue espiado en 2013 desde una cámara del Ecu 911, que se instaló cerca de su casa situada en una zona residencial, donde no existen problemas de inseguridad ciudadana. El lente apuntaba directamente al segundo piso del inmueble donde él residía.

Previamente, el ex militar de inteligencia, criticó a Correa aduciendo que su mandato era cómplice de las actividades relacionadas con el narcotráfico en el país. También fue muy crítico de los hechos de corrupción descubiertos dentro de las filas policiales. Eso lo hizo acreedor a una vigilancia personalizada por parte de agentes secretos.

Ante la opinión pública se dijo que el único fin del sistema era velar por el bienestar ciudadano y reducir índices delictivos, pero los videos del ECU-911, que opera desde 2011 y cuenta con alrededor de 4.500 cámaras de videovigilancia en todo el país, eran revisados no solo por la Policía, sino por personal de la Senaín, quienes tienen acceso a los 16 centros de monitoreo, donde trabajan unos 3.000 operadores en todo el país. Toda la tecnología fue adquirida desde China.

“Es una colaboración directa entre ECU-911, la Secretaría de Inteligencia (Senain) y también aquellos que vigilan o persiguen a actores políticos o sociales”, dijo Pazmiño en un testimonio recogido en la nota publicada en el The new York Times.

Leer más aquí

Fuente Original