Ecuador en las Noticias

Fuertes olores y gases son males diarios para 50 000 habitantes

El barrio La Florida, aledaño a la Refinería de Esmeraldas, percibe malos olores.

El Comercio - Marcel Bonilla 13/09/2019

Desde el redondel de Codesa, junto al parque Jaime Hurtado, se observa la planta. Foto: El Comercio

Desde el redondel de Codesa, junto al parque Jaime Hurtado, se observa la planta. Foto: El Comercio

Dos niñas de 4 años, sentadas en el portal de su casa, se tapan la nariz fastidiadas por el olor. Diocelina Guagua, de 76 años, dice que convive con los olores fétidos del complejo industrial que funciona desde hace 42 años, pero hay momentos en que es insoportable. Vive 20 años en La Florida.

La maestra Soraya Arroyo, de la Unidad Educativa 15 de Marzo, comenta que tres años antes de la repotenciación (en el 2009) todos los días debían limpiar una capa de hollín de los pupitres de los 1 360 alumnos, pero luego cambió la situación. “Lo que no ha cambiado son los fuertes olores”.

Según habitantes y docentes, tras la repotenciación de la planta esa situación no ha variado en la zona, en la que viven 50 000 personas. Ellos y las autoridades de la provincia están a la espera de la licitación del complejo refinador.

En el área de influencia existen siete unidades educativas más, que han protestado por los malos olores. Allí se educan unos 5 000 estudiantes. Otros barrios vecinos de la refinería son 15 de Marzo, Lucha de Los Pobres, 24 de Mayo, Río Teaone (50 Casas), Codesa, Tolita 1 y 2, y Propicia 4, ubicados en un radio de 1 200 metros del área de influencia de la refinería, en el sur de la ciudad.

Leer más aquí

Fuente Original