Ecuador en las Noticias

General Fausto Tamayo explica vinculación de Pablo Romero en caso Balda

Tamayo fue uno de los siete testigos llamados en la mañana. Desde que inició el juicio, hasta el cierre de esta edición, 17 testigos de Fiscalía fueron interrogados.

La Hora 07/02/2019

PROCESADOS. Raúl Chicaiza y Diana Falcón, implicados en el secuestro de Fernando Balda, en Colombia. Foto: La Hora

PROCESADOS. Raúl Chicaiza y Diana Falcón, implicados en el secuestro de Fernando Balda, en Colombia. Foto: La Hora

Stalin Oviedo, abogado de Pablo Romero, exsecretario nacional de Inteligencia que está prófugo en España, llegó ayer a la Corte Nacional de Justicia (CNJ) para el tercer día del juicio en contra de Raúl Chicaiza y Diana Falcón.

Se sentó en los puestos de atrás de la sala. Dijo que quería escuchar los testimonios de los testigos colombianos que fueron convocados por la fiscal general (e), Ruth Palacios. Le interesaba saber qué decían de su defendido, a quien la Fiscalía también llamó a juicio como autor del secuestro del político Fernando Balda.

Pero no se quedó hasta el final de la primera jornada de comparecencias. Antes del mediodía, el general Fausto Tamayo, extitular de la Dirección General de Inteligencia (DGI), confirmó que Falcón y Chicaiza estaban a su cargo, en la unidad de Barridos Electrónicos, pero que por pedido de Romero, y con la autorización del exministro del Interior, José Serrano, pasaron a recibir órdenes en la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain).

Legalidad
Esta disposición era legal, explicó, porque la DGI era un subsistema del Sistema Nacional de Inteligencia y la Senain estaba sobre él. Por lo que, una vez que los exagentes estuvieron a cargo del ‘señor Senain’ (refiriéndose a Romero) debían reportar sus actividades estrictamente a él. Además, porque la información estaba compartimentada; es decir, los detalles se conocían exclusivamente dentro de una jerarquía vertical. 

Leer más aquí

Fuente Original