Ecuador en las Noticias

Gustavo Jalkh se inmoló ante Julio César Trujillo

Hoy el ex secretario particular de Correa hizo méritos para que su vaticinio se cumpla: le quedan horas al frente del Consejo de la Judicatura.

4Pelagatos - José Hernández 01/06/2018

Foto: 4Pelagatos

Foto: 4Pelagatos

“No me obligue a usar la fuerza pública para reducirle al sitio que le corresponde”: Julio César Trujillo se dirige a Gustavo Jalkh. Luce exaltado tras numerosos pedidos hechos al Presidente del Consejo de la Judicatura para que se siente al lado de los consejeros de la Judicatura. Jalkh acababa de hablar, durante 35 minutos y en vez de sentarse en el sillón negro de los comparecientes, lo hizo entre el público. Un gesto desafiante, ejecutado para desconocer la formalidad de la audiencia en la cual él, y otras cuatro personas, debían defenderse en el marco de la evaluación que, sobre su gestión, lleva adelante el Consejo de Participación Ciudadana Transitorio.

Cuatro veces, el Presidente del Consejo de Transición lo invitó, le rogó que se sentara al lado de sus compañeros. Jalkh no accedió e invocó, incluso, su estatus jerárquico para no acatar las órdenes. Pero apenas Trujillo amenazó con hacer intervenir las fuerzas del orden, Jalkh abandonó la sala, seguido por Ana Karina Peralta, Rosa Jiménez, Néstor Arbito Chica y Alejandro Subía. Ellos renunciaron voluntariamente a defenderse.

Se esperaba una sesión tensa porque ya había habido cruce de frases entre Trujillo y Jalkh y por la actitud claramente pendenciera del Consejo de la Judicatura que, en forma simultánea, desconoció al Consejo de Transición y amenazó con recurrir a la Corte Constitucional para bloquear su decisión. Lo hizo. Jalkh también hizo un desplante al enviar un informe de gestiones contenido en 258 887 hojas… Hoy quiso ridiculizar a Trujillo y demás consejeros. Mostrar que se equivocaron al calificar de mañosos los concursos. Burlarse de sus cifras (hablan, dijo, de 700 denuncias, numeralmente solo hay 170 en el informe, se analizan solo 29 y en los anexos aparecen 114). Abochornar a los consejeros asegurando que ellos, seguramente, no han leído el informe al cual alude y no identifica. Denunciar la subjetividad de su trabajo.

Leer más aquí

Fuente Original