Ecuador en las Noticias

Jiménez espera que en marzo prescriba su condena

La Hora 31/12/2014

Fuente: La Hora

Fuente: La Hora

El exasambleísta por Pachakutik Cléver Jiménez y su exasesor, Fernando Villavicencio, se mantendrán en la clandestinidad y no tienen previsto entregarse a la justicia para cumplir las condenas que pesan sobre ellos por supuestas injurias al Presidente de la República por los hechos del 30 de septiembre de 2010.

Así lo confirmaron a Diario La Hora sus respectivas esposas, Rocío Alba y Verónica Sarauz, así como su abogado, Julio César Sarango.

Desde el 21 de marzo, cuando la jueza de la Corte Nacional de Justicia Lucy Blacio emitió las boletas de encarcelamiento, los sentenciados se encuentran en algún lugar de la Amazonía, ya que se consideran perseguidos políticos.

En principio, Jiménez y Villavicencio fueron condenados a cumplir 18 meses de prisión, pero con la entrada en vigencia del Código Integral Penal se redujo el tiempo a un año.

Los argumentos
Alba y Sarauz aseguran que, “a pesar del sacrificio” que implica para las familias el que sus parejas se mantengan lejos del hogar, no les recomiendan que se entreguen porque consideran que el proceso y la @@sentencia@@ son ilegales, por lo que no tienen ningún motivo para estar en la cárcel. Confían en que el 21 de marzo prescriba la condena y puedan regresar a gozar de la libertad y de la familia.

18 meses fue la condena original impuesta a los dos opositores.

“Estamos a poco tiempo de que prescriba la condena y, en caso de que él se entregue o le capturen, recién desde ese momento empezaría a correr el año de prisión y todo este tiempo (oculto) sería en vano”, manifestó Alba, esposa de Jiménez.

Por su parte, Sarauz, esposa de Villavicencio, aseguró que su esposo “jamás se entregará a un poder autoritario” por lo que se acoge al derecho a la resistencia y están dispuestos a esperar el tiempo que sea necesario. “Hemos estado todo el año solos, sin la presencia del esposo y del padre de los niños, pero esto nos ha servido para hacernos más fuertes, más unidos familiarmente”, dijo.

En tanto, el abogado considera que no tienen por qué entregarse, ya que esto significaría desconocer las medidas cautelares que a favor de sus defendidos dictó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque estas no hayan sido acatadas por el Gobierno.

Sarango añadió que en el plano jurídico, con la finalidad de resolver la situación de Jiménez y Villavicencio, ha presentado recursos de revisión y una acción de incumplimiento pero que ninguna de estas acciones ha sido despachada. “La justicia para nosotros no existe”, aseguró el abogado. Por eso, se mantiene en que no hay motivos para que los procesados se entreguen a las autoridades. (HCR)

A la espera de su libertad
° Carlos Figueroa es el tercer involucrado en este caso. El médico fue sentenciado por la misma causa a seis meses de prisión y, a pesar de la entrada en vigencia de nuevo Código Penal, la @@sentencia@@ no se modificó.

12 meses fue el tiempo resultante de la reducción de la pena.

Figueroa estuvo junto a Jiménez y Villavicencio escondido en la selva los primeros meses, pero finalmente fue detenido en Quito el 22 de julio cuando regresó para visitar a su madre que estaba enferma de cáncer. Fue trasladado a la Cárcel 4, donde cumple su condena.

El 31 de octubre su madre falleció, por lo que se le permitió salir unas horas para que asista al funeral, tras lo cual regresó a la Cárcel 4. En enero cumplirá su condena y espera obtener la libertad. Su abogado, Julio César Sarango, lamentó que no se haya acogido el pedido de rebaja de pena que, en su momento, presentó ante las autoridades judiciales.

Fuente Original