El Oriente

La aventura se concentra en El Coca

Este destino está asentado en un estratégico sitio que lo ha convertido en el punto de inicio de la ruta comercial y turística hacia la Amazonía ecuatoriana.

La Hora 17/04/2019

MODERNIDAD. Este puente es apto para caminatas y ciclo paseos. Forma parte de lo actual de El Coca. Foto: La Hora

MODERNIDAD. Este puente es apto para caminatas y ciclo paseos. Forma parte de lo actual de El Coca. Foto: La Hora

Lo especial de El Coca es que es el punto donde confluyen tres grandes ríos: Coca, Napo y Payamino, que aún son una importante vía de comunicación entre la capital de Orellana y las otras ciudades que forman parte de la provincia.

Este destino está asentado en un estratégico sitio que lo ha convertido en el punto de inicio de la ruta comercial y turística hacia la Amazonía ecuatoriana.

Próxima a celebrar 50 años de cantonización, esta ciudad es actualmente el lugar perfecto para disfrutar de unos días de descanso, recorrer los ríos que le rodean, adentrarse en la selva amazónica, admirarse con su moderna infraestructura, en la que se destacan el puente atirantado construido sobre el río Napo, que tiene espacio para la circulación vehicular, peatonal y de ciclistas.

También se conoce la historia de los misioneros Alejandro Lavaca y sor Inés Arango, quienes murieron en su intento de evangelizar a grupos no contactados que habitan en la Amazonía. Sus cuerpos fueron enterrados junto al altar mayor de la catedral Nuestra Señora del Carmen, por lo que se ha convertido en un lugar obligado de visita.

En honor al sacerdote que perteneció a la orden de los Capuchinos, un puente construido en 1970 por la industria petrolera hoy tiene su nombre.

El recorrido por el centro del Coca lleva a degustar platos típicos como el chontacuro, un gusano que se lo obtiene de los troncos del árbol de chonta y que lo preparan asados o fritos; no falta también la oferta de maito de pescado.

Leer más aquí

Fuente Original