Ecuador en las Noticias

La Canciller mercadea su ego a nombre del país

4 Pelagatos 05/03/2018

¿Por qué y para qué quiere la Canciller presidir la Asamblea General de la ONU? En este asunto esas dos respuestas son esenciales. Y lo son porque, para empezar, María Fernanda Espinosa ya abrió un frente diplomático con Honduras. ¿Qué paga el país con ese costo? Un capricho de la Canciller. ¿Tiene posibilidades de lograr su cometido? No porque, como recuerda el embajador Fernando Córdova Bossano, hay una práctica de Estado: “la de no reelección de un país cuyo connacional fue Presidente de la Asamblea General, en beneficio de aquellos que no lo han sido y esperan su turno histórico”. Ecuador ya presidió la Asamblea de la ONU en 1973. Lo hizo el embajador Leopoldo Benítez Vinueza. Honduras nunca lo ha sido y, como dijo a El Comercio el embajador argentino en Ecuador, “Honduras ya había trabajado y logrado una cantidad importante de endosos”, entre ellos el del Argentina. Él calificó la candidatura de Ecuador de inesperada.

Con esas falencias, se entendería que la Canciller tiene a su favor pergaminos que exhibir. No es el caso. Sus posiciones internacionales van a contrapelo de sus propios devaneos. El 22 de febrero, un día después de presentar su candidatura, Espinosa ratificó lo que dijo en Estados Unidos la vicepresidenta del Ecuador: que el dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, debe estar en la VIII Cumbre de las Américas. Esa fue la respuesta a la declaración del Grupo de Lima que respaldó la posición de Perú expresada por su Canciller: su presencia ya no será bienvenida en dicho encuentro.

En claro: María Fernanda Espinosa mercadea su nombre, para un cargo que quiere poner en su curriculum vitae, con el sol a las espaldas. Su apoyo al dictador Maduro, el desconocimiento de la CIDH, el diferendo con Inglaterra (y colateralmente con otros países como España) por el caso Assange… no solo no favorecen su candidatura. Ubica la diplomacia ecuatoriana en un punto que sirve la visión de Vladimir Putin y sus dictadores aliados en la región.

Leer más aquí

Fuente Original