Ecuador en las Noticias

La jubilación de los afiliados actuales no está garantizada

La sostenibilidad de las pensiones estará en aprietos para 2022. Nuevos estudios actuariales muestran alternativas para evitar la quiebra del IESS.

Expreso - Javier Montenegro 10/04/2019

Jubilados denunciaron mal manejo del IESS, en marzo pasado. Foto: Expreso

Jubilados denunciaron mal manejo del IESS, en marzo pasado. Foto: Expreso

La situación pasó de grave a crítica. El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social(IESS) tiene los años contados si no se aplican cambios urgentes. Lo dice el borrador del informe actuarial que se redactó al interior de la entidad.

El documento, de 121 páginas que debe ser aprobado por el Directorio de la entidad, fue entregado a las autoridades hace pocas semanas y muestra, entre otros puntos, que si el gobierno retira el aporte del 40 % para las pensiones de jubilados (como hizo el expresidente Rafael Correa durante tres años) el fondo no podrá subsistir por más de cuatro años. Es decir, las pensiones de los jubilados ya no serían sostenibles en 2022.

Pero el aporte gubernamental del 40 %, que fue reinstaurado por el presidente Lenín Moreno, tampoco representa una garantía de estabilidad. Aunque se mantenga, el fondo no podría sostenerse más allá de 19 a 23 años. En 2042 los aportantes actuales no podrían acceder al beneficio de jubilación del Seguro Social.

En dinero, el reporte actuarial es aún más preocupante. Sin la contribución estatal, el déficit del Fondo de Vejez, Invalidez y Muerte tendría un saldo negativo de 96.679 millones de dólares para 2022. Una cantidad imposible de cubrir.

Con el aporte del Estado, en cambio, en 23 años el mismo fondo tendría un hueco de 20.738 millones de dólares. Aunque menor, la cifra resulta insostenible para el instituto.

Leer más aquí

Fuente Original