Ecuador en las noticias

Las alianzas estratégicas vuelven a tomar fuerza en el sector petrolero

Las alianzas estratégicas no son nuevas en la industria del petróleo y el gas. Entre 1970 y 1980 fueron la principal estrategia de las multinacionales para aumentar su competitividad.

El Oriente - Redacción 25/03/2022

Las alianzas estratégicas, entre 1970 y 1980, fueron la principal estrategia de las multinacionales para aumentar su competitividad. / Foto: Cortesía Rockwell Automation

Las alianzas estratégicas, entre 1970 y 1980, fueron la principal estrategia de las multinacionales para aumentar su competitividad. / Foto: Cortesía Rockwell Automation

Según proyecciones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), para el año 2045, el petróleo ocupará 27,5 % de la canasta energética. Es decir, apenas tres puntos menos que en 2019, seguido por el gas con 25,3 %.

Actualmente, las empresas del sector buscan reducir sus riesgos, costos operativos y emisiones de carbono. Las alianzas estratégicas podrían ser un camino para alcanzar estos objetivos.

Las alianzas estratégicas no son nuevas en la industria del petróleo y el gas. Entre 1970 y 1980 fueron la principal estrategia de las multinacionales para aumentar su competitividad.

Hay una serie de ejemplos que dan cuenta de los beneficios de una alianza estratégica. Como la que tuvieron Occidental Petroleum Corp. y Ecopetrol en 2019.

Otro caso es el de Sensia, alianza entre Rockwell Automation y la empresa de servicios petroleros Schlumberger. Es una empresa en conjunto creada para ser el primer proveedor de soluciones digitales completamente integradas para todas las operaciones de la industria del petróleo y el gas (producción, procesamiento, transporte, etc.).

Esta alianza entre Rockwell Automation y Schlumberger resuelve desafíos desde el yacimiento hasta la refinería, apoyando a las empresas que operan en América Latina. El objetivo de Sensia es evaluar áreas de interés mutuo para combinar la experiencia de ambas organizaciones en los eslabones de la cadena de valor de petróleo y gas.

De esta manera, se evidencia que las empresas pueden encarar los desafíos del mercado e incluso sacar provecho de ellos con asociaciones que mejoran la eficiencia de los proyectos, las capacidades de las organizaciones y su posicionamiento competitivo.