Ecuador en las Noticias

Los 'trolls' correístas trabajan para regresar al poder y tener impunidad

El Telégrafo 02/04/2020

El expresidente Rafael Correa recorre la zona de desastre en Manabí. Según el Consejo de Participación Ciudadana, hubo desvíos en el dinero que manejó el Comité de Reconstrucción.

El expresidente Rafael Correa recorre la zona de desastre en Manabí. Según el Consejo de Participación Ciudadana, hubo desvíos en el dinero que manejó el Comité de Reconstrucción.

La desinformación daña y distorsiona la realidad. Tiene un trasfondo político estratégico dirigido hacia un objetivo común. Los 'troll centers' del exgobierno están dedicados a sembrar el miedo y el caos en las redes sociales para desestabilizar al Estado. Es algo parecido a lo de octubre de 2019.

Como lo demuestra una serie de estudios y análisis periodísticos, y en medio de la crisis humanitaria más grave y dolorosa que se recuerde en el país, cientos de trolls correístas se han lanzado con furia en contra del Gobierno. Su objetivo estratégico es recuperar el poder que durante 10 años disfrutaron en la más completa impunidad.

Están unidos con un mismo discurso destructor a través de redes sociales que intenta crear el caos y la incertidumbre entre los ecuatorianos, para desestabilizar al Estado y golpear al régimen de Lenín Moreno.

Uno de sus objetivos es que los ciudadanos crean que son capaces de manejar un conflicto de proporciones gigantescas e inciertas, como la pandemia de covid-19.

Para eso usan todas las herramientas digitales y medios que poseen, con el fin de convencer a la gente que la tragedia del país se puede controlar desde un ático en Europa. Pero los seguidores de la Revolución Ciudadana no dan la cara para enfrentar las graves acusaciones de corrupción que pesan sobre ellos.

Los que han huido de la justicia a otros países, como Venezuela y México, y los que desde Ecuador tejen redes de desinformación y de desazón ciudadana.

El jefe del grupo, Rafael Correa, dijo que la situación en Ecuador por la emergencia sanitaria sería diferente si la manejara el exvicepresidente Jorge Glas. Él es uno de los pocos correístas que está en la cárcel, sentenciado a seis años de prisión, por asociación ilícita. También está investigado por otros presuntos delitos conexos y en otros cuatro casos de corrupción.

El expresidente ha olvidado que cuando él estaba al mando del poder y se produjo el terremoto del 16 de abril de 2016, ese movimiento telúrico dejó cerca de 700 muertos, 2.700 heridos y $ 3.400 millones en pérdidas. Correa pidió la unidad nacional (la que hoy él y sus fieles tratan de resquebrajar) y el país se puso a trabajar en conjunto.

Luego de interrumpir una gira por Europa, Correa anunció en cadena nacional medidas económicas que, según dijo, tenían como objetivo ayudar a los damnificados, entre ellas: aumento de dos puntos al IVA por un año, una única contribución obligatoria del 3% sobre las utilidades, un cobro por una sola vez del 0,9% a las personas con patrimonio superior a $ 1 millón y una contribución gradual de un día de sueldo por mes a quienes ganen más de $ 1.000.

Leer más aquí

Fuente Original