Ecuador en las Noticias

Manuela Picq: Se cayó la imagen de la revolución ciudadana

El Universo 19/08/2015

Foto: El Universo

Foto: El Universo

La brasileña Manuela Picq cree que su detención e intención de deportarla permitió mostrar la realidad del correísmo en los sectores académicos de izquierda del continente.

¿Luego de su detención fue trasladada de inmediato al llamado hotel Carrión?
El arresto fue a las siete y media hora después hay un momento clave: cuando las chicas del Ministerio del Interior, secretarias y asistentes se dan cuenta que soy la pareja de Carlos Pérez, les brillan los ojos y dicen: “te vamos a deportar”. Empieza un proceso de custodia, de un hospital a otro, que terminó a las nueve de la mañana en Migración donde me dicen verbalmente que cancelarán mi visa. Nunca vi un papel.

¿La noche del viernes fue trasladada de un lugar a otro?
No dormí esa noche, estaba con golpes en la espalda, la cabeza y muy preocupada por mi ojo. A las nueve de la mañana inició el trámite de deportación, estaba con el pasaporte porque el cónsul brasileño estuvo conmigo en todo momento. Fui llevada por varios lugares (...).

Los policías no sabían qué hacer. Yo estudié el sistema nazi, que parecía tan organizado desde fuera pero cuando lo ves desde dentro era caótico, y este viernes se veía lo caótico que es el correato. Nadie sabía quién estaba arriba de quién y cuándo intervenía la ley y cuándo el jefe.

¿Cómo fue el ingreso de sus abogados?
Limitado. El sábado lograron entrar, la primera vez 20 minutos. El domingo, día de visitas, recibí al cónsul a las nueve de la mañana, le dije que la visita estaba muy complicada y no podía preparar la defensa.

Leer más aquí 

Fuente Original