El Oriente

Monseñor Gonzalo López Marañón murió en Angola

El Comercio 09/05/2016

Foto: El Comercio

Foto: El Comercio

Monseñor Gonzalo López Marañón, quien fuera Obispo del Vicariato Apostólico de la provincia de Sucumbíos murió en Angola, en donde residía en la actualidad.

El sacerdote español presidió la iglesia de San Miguel de Sucumbíos por más de 40 años, hasta que a finales del 2011, a los 75 de edad, presentó la renuncia al papa Benedicto XVI. Durante el tiempo que duró su servicio, los Carmelitas descalzos, orden a la que Mons. López perteneció, construyeron un modelo de iglesia con un fuerte enfoque social, con activa participación de indígenas, afrodescendientes y mujeres.

Leer más aquí

Fuente Original