Ecuador en las noticias

Petroecuador activa cláusula de "fuerza mayor" en exportaciones de crudo Oriente

La cláusula se activa debido al descenso en la producción de la empresa por las protestas sociales contra la carestía de la vida, que llevan 17 días.

EFE 29/06/2022

Petroecuador activa cláusula de fuerza mayor en exportaciones de crudo Oriente / Foto: EFE

Petroecuador activa cláusula de "fuerza mayor" en exportaciones de crudo Oriente / Foto: EFE

La petrolera estatal ecuatoriana Petroecuador informó este miércoles que activó la cláusula de "fuerza mayor" en las exportaciones de crudo Oriente en el mercado internacional, debido al descenso en la producción de la empresa por las protestas sociales contra la carestía de la vida, que llevan 17 días.

En un comunicado, Petroecuador señaló que la bajada en la producción se debió a las "paralizaciones y el intento de sabotaje en los campos petroleros de la empresa ubicados en la región amazónica".

La compañía precisó que el pasado martes notificó a las empresas con las cuales actualmente mantiene obligaciones contractuales para la entrega de crudo Oriente, "considerando que estos hechos están vinculados a una situación de fuerza mayor o caso fortuito que afecta directamente a la ejecución y cumplimiento de la comercialización internacional de hidrocarburos".

Esta situación -añadió- está estipulada en los contratos y adjudicaciones vigentes en el área de Comercio Internacional de Petroecuador y en el Código Civil.

Una vez superada la "fuerza mayor", la empresa notificará oportunamente a las compañías el desarrollo normal de las operaciones, con el objetivo de coordinar las programaciones respectivas, tal como lo determinan los términos contractuales, aceptados por las partes", finalizó.

PROBLEMAS EN LA PRODUCCIÓN

El pasado domingo, el Ministerio de Energía y Minas alertó que, por el cierre de vías y actos vandálicos en los pozos registrados en el marco de las protestas indígenas, en dos días se detendría la producción de petróleo, el principal producto de exportación del país andino.

"En la actualidad, se ha disminuido la producción petrolera en más de 1,8 millones de barriles, la mayor pérdida la registra Petroecuador con 1.472.272 barriles y la empresa privada 385.348 barriles", señalaba el martes el ministerio.

Para evitar el colapso del sector, -dijo- en conjunto con Petroecuador, la Agencia de Regulación y Control de Energía y Recursos Naturales no Renovables y las Fuerzas Armadas, implementaron diferentes estrategias para movilizar insumos y diésel a diferentes campos petroleros.

No obstante, actos vandálicos "limitan la operatividad de los aproximadamente 2.220 pozos petroleros que existen en el país", advirtió el ministerio.

Entre esos actos está el ataque sufrido por un convoy de camiones de combustible en la amazónica provincia de Sucumbíos, en el que falleció un militar y otras doce uniformados resultaron heridos mientras custodiaban la caravana de 17 vehículos pesados con diésel de Shushufindi al bloque petrolero ITT-

RIESGO DE COLAPSO

El ministro de Energía y Minas, Xavier Vera Grunauer, destacó que la prioridad es mantener operativos los sectores estratégicos.

Sin embargo, "acciones terroristas" como las que se están registrando en diversas provincias del país, pueden provocar que en poco tiempo el área petrolera colapse, dijo el ministerio.

"En 15 días el Estado dejó de percibir 166,4 millones de dólares, solo en el sector petrolero. Hasta la fecha, se han cerrado 1.199 pozos, alrededor del 85 % pertenecen a Petroecuador", añadió.

Y señaló que la operación del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) se reactivó el sábado, pero el lunes se volvió a paralizar por el bajo volumen de crudo.

Por su parte, la producción del privado Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) "está disminuida, solo está bombeando el 20 % de su capacidad; es decir, 92.000 barriles", puntualizó el ministro.

DIECISIETE DÍAS DE PROTESTAS

La protesta indígena, que comenzó el pasado 13 de junio, se ha caracterizado por el cierre de carreteras y el bloqueo de vías en distintas partes del país.

Desde el movimiento indígena se exige el cumplimiento de diez demandas, entre ellas que se reduzcan y congelen los precios de los combustibles, que se controlen los precios de los productos de primera necesidad, que no se privaticen empresas estatales y que no se amplíe la actividad petrolera y minera en la Amazonía.

Los diálogos que comenzaron el lunes entre el Gobierno y los manifestantes quedaron en punto muerto después del suceso del martes con el convoy en la Amazonía.

Hasta el momento la movilización deja un saldo de seis muertos y unos 400 heridos entre manifestantes y fuerzas de seguridad.