Ecuador en las Noticias

TAME, el agujero negro por donde se fueron cientos de millones

Tan grande fueron las pérdidas según la auditoria hecha por Kreston, que la conclusión a la que llegaron sus expertos es que TAME difícilmente podría seguir en funcionamiento.

4Pelagatos - Martín Pallares 02/11/2018

Foto: 4Pelagatos

Foto: 4Pelagatos

Una auditoría independiente contratada por la Contraloría destapa la escalofriante dimensión de la tragedia que ha representado, para las finanzas del país, la aerolínea estatal TAME. Según el examen hecho a los estados financieros de la empresa desde el 2012 hasta el 2015, las cifras de las pérdidas son descomunales: solo en el 2014 hubo pérdidas de 104′ 104 266 de dólares y en el 2015 de 144′ 974 365 dólares. En total, en apenas dos años, las pérdidas fueron de casi 250 millones de dólares; una cifra que sobrepasa con creces todo lo que se ha dicho oficialmente sobre la situación de la empresa.

Tan grande fueron las pérdidas según la auditoria hecha por Kreston, una empresa internacional que se dedica a este tipo de exámenes, que la conclusión a la que llegaron sus expertos es que TAME difícilmente podría seguir en funcionamiento. Las pérdidas, dicen los auditores, superan el 100 % del capital de la empresa “presentando un patrimonio negativo en 28′ 261 373 dólares para el 2014 y en 2015 de 67′ 670 439 de dólares: “Estas condiciones -dicen los auditores- indican la existencia de una incertidumbre material que puede originar una duda significativa sobre la capacidad de la Entidad para continuar como empresa en funcionamiento”.

Lo más grave de lo que dice la auditoría, sin embargo, no parecen ser las cifras sobre las pérdidas de la empresa que durante años se cubrieron con fondos del Estado. Por las observaciones que se hacen en el informe, se ve que la contabilidad y la administración fueron tan desastrosas e irresponsables que las pérdidas pueden haber sido mucho más grandes de lo que pudo haber establecido la auditoría. Es más, los auditores aseguran, en varios puntos del informe, que los funcionarios de TAME no proporcionaron, porque no quisieron o porque no tenían, la información mínima necesaria para saber con precisión cuánto ganó o perdió la empresa. “La administración no proporcionó los planes para continuar como negocio en marcha”, dice el documento de Kreston que está colgado en la página de la Contraloría.

Leer más aquí

Fuente Original