Ecuador en las Noticias

Una candidatura sin rédito

Ecuador, de ganar la Presidencia de la ONU, no podrá presentar una agenda de temas para el organismo. El cargo es honorífico y de dirección de la Asamblea.

Expreso 30/05/2018

5 de junio será la elección de la presidenta del 73 período de sesiones de la Asamblea de la ONU. Foto: Expreso

5 de junio será la elección de la presidenta del 73 período de sesiones de la Asamblea de la ONU. Foto: Expreso

Que Ecuador presida el 73 periodo de sesiones de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) puede hinchar el pecho de orgullo a más de uno, pero solo eso. A más del prestigio y del honor que puede provocar, que la canciller María Fernanda Espinosa llegue a tal alto cargo no significa ningún beneficio para el país frente al más grande foro del mundo con 193 países.

De acuerdo con el artículo 35 del reglamento de la Asamblea General de la ONU, las atribuciones de su titular son básicamente dirigir el foro de las sesiones, conceder la palabra, velar por la aplicación del reglamento, entre otras funciones inherentes a la dirección. “Ella no podría sugerir temas... Es un cargo honorífico, pero que en la práctica para Ecuador no significa que pueda plantear problemas del país o que pueda beneficiarse”, comentó a EXPRESO el exvicecanciller Marcelo Fernández de Córdova.

Entonces, ¿cómo entender el interés del Gobierno Nacional en captar la Presidencia de la Asamblea General de esta organización? “Vanidad. Simplemente vanidad”, responde Fernández, quien además cree, en caso de ser electa, podría convertirse en una forma “elegante” de hacer a un lado a una canciller cuestionada por la oposición política por no adoptar una postura firme y crítica en contra de la delicada situación en Venezuela y Nicaragua.

Leer más aquí

Fuente Original