Lo más leído

Donziger continúa desafiando a la corte en la lucha por $9.500 millones en Ecuador: Chevron

El gigante energético argumentó que hay nuevos documentos y testimonios que demuestran que Donziger cedió intereses en la sentencia para cubrir deudas personales

Law360 - Shayna Posses 26/03/2019

Chevron Corp. le dijo el miércoles a un juez federal de Nueva York que hay nuevas pruebas que demuestran que el abogado Steven Donziger incumplió una orden que le impedía beneficiarse de una sentencia fraudulenta de $9.5 mil millones en un caso ambiental ecuatoriano, manifestando que sus “descaradas” fechorías justifican la imposición de sanciones.

El gigante energético argumentó que hay nuevos documentos y testimonios que demuestran que Donziger cedió intereses  en la sentencia para cubrir deudas personales, demostrando “más allá de cualquier duda concebible” que debería ser sancionado por violar la  decisión del juez de distrito de EE.UU, Lewis Kaplan, que determinó que el abogado y sus colegas habían “redactado clandestinamente” la sentencia ecuatoriana y no deberían beneficiarse de ella.

“En consecuencia, Donziger está incumpliendo a sabiendas y en forma intencional el fallo de esta corte [Ley Contra Organizaciones Corruptas e Influenciadas por el Crimen Organizado], la cual debería declararlo en desacato”, dijo Chevron. “Este es solo el último, y quizás el más descarado, ejemplo del tratamiento que Donziger le dio al fallo ecuatoriano como vaca lechera, recaudando fondos de esa sentencia no para apoyar un litigio extranjero de aplicación de la ley, sino para beneficiarse a sí mismo y a sus compinches”.

La corte debe tomar medidas firmes para detener el “patrón abusivo” de Donziger, afirmó Chevron, instando al juez Kaplan a declarar al abogado en desacato por la transferencia de intereses y a sancionarlo para evitar futuras infracciones.

Pero Chevron no se detuvo ahí. En una moción por separado el miércoles, la compañía dijo que Donziger también debería ser declarado en desacato por negarse a obedecer las órdenes de entregar sus dispositivos electrónicos y la información de su cuenta para inspección.

La gravedad de la insubordinación de Donziger justifica al menos sanciones monetarias significativas, si no cárcel, agregó Chevron, manifestando que el abogado ha dicho explícitamente que tiene la intención de “entrar voluntariamente en desacato civil” en lugar de cumplir con la petición de la corte.

“El desprecio de Donziger por la autoridad de esta corte y sus obligaciones legales deben terminar”, expresó Chevron. “Donziger ha pedido a la corte que lo declare en desacato, y, dado que sigue burlando las órdenes inequívocas de la corte, esta debería ahora obligarlo”.

El juez Kaplan dictaminó en 2014 que el fallo ecuatoriano había sido redactado clandestinamente por Donziger y otros miembros de su equipo legal, quienes habían sobornado a un juez para que lo firmara. La decisión fue confirmada por el Segundo Circuito en 2016, y la Corte Suprema se negó posteriormente a ver el caso.

Un tribunal de la Corte Permanente de Arbitraje llegó a una conclusión similar en agosto, sosteniendo que Ecuador había cometido denegación de justicia al emitir la sentencia corrupta en 2011 en favor de los indígenas que alegaban que Chevron era responsable de daños ambientales provocados durante décadas por su predecesor Texaco Inc.

En los meses posteriores, Chevron ha ido tras Donziger en la corte federal de Nueva York por sus supuestos incumplimientos de las órdenes del juez Kaplan, incluido la argumentación de octubre de que fuertes sanciones eran necesarias para impedir que el abogado vendiera intereses en la sentencia para su propio beneficio.

Hasta ahora, ha recaudado más de $2.4 millones, con al menos $1.5 millones en cuentas bancarias de él y de su esposa, afirmó Chevron. En todo el proceso, dice la compañía, Donziger ha infringido voluntaria y repetidamente la orden judicial RICO dictada por el juez, se ha negado a transferir fondos a Chevron y ha publicado en internet que las decisiones judiciales en su contra “no merecen consideración por parte de ninguna autoridad”.

Donziger se quejó de las acusaciones a finales de octubre, alegando que Chevron está tratando de utilizar el sistema judicial estadounidense para socavar la legitimidad del fallo ecuatoriano, el cual fue ratificado por las cuatro instancias del sistema judicial de ese país.

“La última moción de Chevron para que me consideren en desacato no es realmente documento legal”, escribió Donziger en su oposición. “Se trata de un ataque personal implacable y profundamente deshonesto... perpetrado bajo el auspicio de una corte federal, pero dirigido a los medios de comunicación y a la comunidad de derechos humanos y medio ambiente, parte de lo que la empresa identificó hace tiempo como su ‘estrategia a largo plazo’ para evadir la responsabilidad por su contaminación ecuatoriana: ‘Demonizar a Donziger’”.

Donziger agregó que no estaba vendiendo intereses para su propio beneficio, sino que más bien recaudaba dinero para pagar los gastos del litigio mediante la transferencia de acciones de los clientes, lo cual, según él, no estaba prohibido por la decisión de 2014. Insistió en que él nunca había monetizado ninguna porción de su participación.

Sin embargo, Chevron sostuvo el miércoles que hay nuevas pruebas que dejan en claro que Donziger mintió. Su orientador personal, David Zelman, ha proporcionado documentos y testimonios que indican que recibió parte del interés del abogado por su trabajo, lo cual demuestra “sin duda que Donziger utilizó a sabiendas su participación monetaria personal en el fallo ecuatoriano para obtener servicios personales[...]”.

El portavoz de Chevron, Sean Comey, dijo a Law360 en una declaración el jueves que Donziger se ha negado nuevamente a seguir las claras instrucciones de la corte.

“A consecuencia de estos actos ilegales, conscientemente Donziger está en desacato intencional de la sentencia RICO de la corte y de las órdenes de presentación de pruebas, lo cual es una afrenta a la administración de justicia y al estado de derecho”, dijo Comey. “Chevron ha pedido a la corte que tome medidas correctivas para garantizar el cumplimiento de Donziger”.

Donziger, que se representa a sí mismo, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios el jueves.

Chevron está representada por Randy M. Mastro, Andrea E. Neuman y William E. Thomson de Gibson Dunn & Crutcher LLP, y Herbert J. Stern y Joel M. Silverstein de Stern Kilcullen & Rufolo LLC.

Donziger se representó a sí mismo.

El caso es Chevron Corp. vs. Donziger et al., número de caso 1:11-cv-00691, en la Corte de Distrito para el Sur de Nueva York, en los Estados Unidos.
 

Esta es una traducción no oficial realizada por Chevron. El artículo original en inglés puede ser visto aquí
 

Fuente Original

Compartir: