Lo más leído

Donziger declarado en desacato en el litigio de 9.500 millones de dólares entre Chevron y Ecuador

“La evidencia establece clara y convincentemente que Donziger, contrariamente a sus negaciones, monetizó de hecho su propia participación en el juicio de Ecuador al empeñar o vender parte de sus honorarios contingentes a otros a cambio de servicios”, expresó el juez Kaplan.

Law 360 29/05/2019

El jueves, una corte federal de Nueva York impuso sanciones al abogado inhabilitado Steven Donziger, quien ayudó a obtener una sentencia fraudulenta de 9.500 millones de dólares contra Chevron Corp. en Ecuador. La corte manifestó que Donziger había ignorado de manera flagrante las órdenes de la corte que le prohibían beneficiarse de dicha sentencia.

El juez de distrito Lewis A. Kaplan expresó en una orden sobre varios pedidos de desacato que la evidencia demostraba que Donziger había obtenido al menos 2.3 millones de dólares vendiendo parte de sus honorarios de contingencia (6.5%) a inversionistas, destinando gran parte al pago de gastos personales, lo cual infringía una orden judicial que estipulaba la entrega de sus derechos sobre la sentencia de Ecuador a Chevron.

“La evidencia establece clara y convincentemente que Donziger, contrariamente a sus negaciones, monetizó de hecho su propia participación en el juicio de Ecuador al empeñar o vender parte de sus honorarios contingentes a otros a cambio de servicios”, expresó el juez Kaplan.

El juez ordenó a Donziger que cediera su reclamo sobre la sentencia de Ecuador y que pagara los 666,000 dólares que se había embolsado, transferido a su esposa o utilizado para pagar gastos personales tales como su hipoteca y la cuenta de American Express.

El juez también indicó que, si para el 28 de mayo no ha dado cumplimiento, se le impondrá una multa de 2.000 dólares que se duplicará cada día hasta que obedezca a la corte.

El juez Kaplan agregó que aunque una investigación, incluso un examen forense de los dispositivos electrónicos de Donziger, había determinado que había ganado por lo menos 2.3 millones de dólares, era probable que el monto fuera mayor. El juez señaló que mientras Donziger estaba tratando de atraer inversionistas para que compraran parte de su participación en la sentencia de Ecuador, le había dicho a un inversionista que había ganado 33 millones de dólares.

La disputa tiene sus orígenes en un caso judicial en Ecuador en el que Chevron fue acusado de contaminar ríos y arroyos en el Amazonas cerca de un campo petrolero en el norte de Ecuador, causando daños ecológicos masivos a la región y perjuicios a los residentes. Una corte en Ecuador ordenó a Chevron que pagara 19.000 millones de dólares en 2011, pero la cantidad se redujo más tarde a la mitad, a 9.500 millones de dólares.

El juez Kaplan dictaminó en 2014 que el fallo ecuatoriano fue fraudulentamente escrito en secreto por Donziger y otros miembros de su equipo legal, quienes habían sobornado a un juez para que lo firmara. La decisión fue confirmada por el Segundo Circuito en 2016, y la Corte Suprema de Estados Unidos se negó posteriormente a revisar el caso.

Un tribunal de la Corte Permanente de Arbitraje llegó a una conclusión similar en agosto, sosteniendo que Ecuador había denegado la justicia al emitir el laudo corrupto en 2011 en favor de los indígenas que alegaban que Chevron era responsable de daños ambientales provocados durante décadas por su predecesor Texaco Inc.

Desde entonces, Chevron ha ido tras Donziger en la corte federal de Nueva York por supuestas infracciones de las órdenes del juez Kaplan.

Donziger se quejó de las acusaciones, alegando que Chevron está tratando de utilizar el sistema judicial estadounidense para socavar la legitimidad del fallo ecuatoriano, el cual fue ratificado por las cuatro instancias del sistema judicial de ese país.

También sostuvo que no estaba vendiendo intereses para su propio beneficio, sino que más bien recaudaba dinero para pagar los gastos del litigio mediante la transferencia de acciones de los clientes, lo cual, según él, no estaba prohibido por la decisión de 2014. Insistió en que nunca había monetizado ninguna porción de su participación.

Sin embargo, el juez Kaplan rechazó este argumento el jueves, manifestando que las pruebas demostraban que Donziger había ignorado el fallo en el que se determinó que había violado la Ley Contra Organizaciones Corruptas e Influenciadas por el Crimen Organizado y en el cual se le había prohibido sacar provecho de la sentencia fraudulenta.

“Se ha comportado como si la sentencia RICO y la notificación de restricción no existieran”, expresó el juez al imponer las sanciones. “Ha hecho caso omiso de las obligaciones que le competen en virtud del protocolo [ordenado por la corte]. La probabilidad de que continúe haciéndolo es alta”.

Ni Dozinger ni el abogado de Chevron respondieron cuando se les pidió su opinión el jueves.

Chevron está representada por Randy M. Mastro, Andrea E. Neuman y William E. Thomson de Gibson Dunn & Crutcher LLP, y Herbert J. Stern y Joel M. Silverstein de Stern Kilcullen & Rufolo LLC.

Donziger se representó a sí mismo.

El caso es Chevron Corp. vs. Donziger et al., número de caso 1:11-cv-00691, en el Tribunal de Distrito del Sur de Nueva York, en los Estados Unidos.

--Informes adicionales de Shayna Posses, Andrew Scurria, Mike Curley y Caroline Simson. Editado por Marygrace Murphy.

Esta es una traducción no oficial realizada por Chevron. El artículo original en inglés puede ser visto aquí

Fuente Original

Compartir: