Noticia

Insistiendo en la ciencia ficción

17/09/2014

Quienes están detrás de la demanda fraudulenta contra Chevron en Ecuador, continúan publicando afirmaciones falsas y ruidosos ataques personales contra todos los que no están de acuerdo con ellos.

En su último intento por reescribir la historia, el abogado principal de los demandantes Steven Donziger y sus socios intentan afirmar que tienen datos científicamente legítimos de su lado, a pesar del fallo de la corte federal del 4 de marzo de 2014 que determinó que habían violado la ley RICO, ley que persigue a las organizaciones corruptas ilícitamente establecidas para extorsionar, y que además son culpables de fraude, soborno y otras ilegalidades para obtener una @@sentencia@@ favorable contra Chevron en Ecuador.

Esta estrategia es tan irónica como desconcertante, si se toma en cuenta el hecho de que todos los expertos de Donziger han admitido bajo juramento que el caso carece de todo mérito científico. (Vea aquí lo que dijo cada uno de sus expertos científicos). De hecho, cuando uno de sus expertos no determinó la existencia de riesgo alguno para la salud o el medio ambiente, Donziger y su equipo elaboraron un informe fraudulento con conclusiones falsas y lo presentaron bajo la firma de dicho experto sin su conocimiento.

El mismo Donziger, durante el juicio RICO, admitió bajo juramento que junto con su equipo había redactado de manera secreta y clandestina el informe científico de evaluación de daños, a nombre del @@perito@@ designado por la corte. Más aún, también redactaron la @@sentencia@@ emitida por la corte ecuatoriana en el juicio contra Chevron.

Si acaso quedara alguna duda respecto al desprecio de Donziger y su equipo por la ciencia y la evidencia legítima, se debería considerar que Donziger fue captado por las cámaras mientras se dirigía a sus asesores científicos, cuando estos le manifestaron su preocupación por que las muestras de agua no mostraban el tipo de contaminación que Donziger sostenía:

“Estamos en Ecuador… Puede decir lo que quiera, y al final de cuentas, hay mil personas alrededor del edificio del tribunal, y se consigue lo que uno quiere. Lo lamento, pero eso es cierto…Porque al final de cuentas, todo esto es nada más que humo y espejos y mierda para el tribunal”.

Donziger ysu equipo nunca han dado respuesta a la cuestión central que rodea su campaña contra Chevron. Si acaso tenían evidencia legítima y a la ciencia y a la ley de su lado ¿por qué recurrieron al fraude y a la @@corrupción@@ judicial en su empeño por ganar su caso?

Tweets